20160226160414-2016-02-23-15.51.23-copia

Sepulcro en madera de la priora Dª Isabel de Aragón, c. 1434, procedente del Real Monasterio de Nª Sª de Sijena (Villanueva de Sijena, Huesca). Museo Diocesano y Comarcal de Lérida, depósito del MNAC. Foto Apudepa 2016

Negociaciones entre la Diputación General aragonesa y la Generalitat catalana:

Rechazamos cualquier tipo de negociación secreta,  exigimos el cumplimiento de las sentencias judiciales y el retorno inmediato a sus lugares de origen de todos los  bienes ilegalmente retenidos

La Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés lleva desde su nacimiento comprometida con la vuelta a sus lugares de origen de las obras de arte que se encuentran en el exterior. Concretamente, por tanto, con el retorno a Sijena y a las parroquias de los bienes culturales que se hallan ilegalmente fuera de su sitio. En relación con las supuestas negociaciones que han anunciado la Generalitat catalana y la Diputación General aragonesa, Apudepa manifiesta:

–       Que no debe olvidarse el mal precedente de las negociaciones entre las consejeras Mieras y Almunia, que desembocaron en la famosa y polémica Resolución Mieras de abril de 2006 que apostaba por una gestión compartida entre los Museos de Lleida y Barbastro.

–       Que la cuestión de los bienes de Sijena está judicializada, con una sentencia que anula la venta del tesoro artístico del Real Monasterio y ordena su inmediato regreso. No procede ningún tipo de negociación que impida o dificulte el cumplimiento de las sentencias judiciales.

–       Que es exigible que se mantenga transparencia en todo momento, de manera que la sociedad esté informada de lo que se negocia y de los términos en que se hace. También pedimos que las Cortes, el ayuntamiento de Villanueva de Sijena, las autoridades judiciales y las asociaciones estén puntualmente informadas de todos los acontecimientos que se sucedan.

–       Que la Diputación General debe exigir a los obispos de Barbastro-Monzón y Huesca la ejecución canónica de las sentencias vaticanas.

–       Y, en definitiva, rechazamos cualquier tipo de negociación secreta,  exigimos el cumplimiento de las sentencias judiciales y el retorno inmediato a sus lugares de origen de todos los bienes ilegalmente retenidos.

Zaragoza, 25 de febrero del 2016

Apudepa