Castillo del Cid (Fortanete) en la Lista Roja

.

Image 1 De 9

E l castillo del Cid de Fortanete (Maestrazgo, Teruel) entra en la Lista Roja del Patrimonio de Hispania Nostra, a petición e informe de APUDEPA

A lo largo del pasado mes de septiembre han entrado un total de 5 bienes aragoneses en esta lista que documenta el patrimonio amenazado gracias a informes tanto de particulares como de asociaciones.

El Castillo del Cid en el término de Fortanete (Maestrazgo turolense) ha sido incluido en la Lista Roja del Patrimonio gracias a las fotos y solicitud enviadas por APUDEPA , Asociación de Acción Pública Para la Defensa del Patrimonio Aragonés, declarada de utilidad pública.

Es una fortaleza medieval, muy probablemente de origen islámico, con el característico “spicatum” que presentan los muros y torreones. Se encuentra en un paraje natural de difícil acceso, en medio de bosques y a alrededor de 1600 metros de altitud sobre el nivel del mar. Está totalmente abandonada, en estado de ruina progresiva, lo que podría conducir a su total desaparición dado que nunca se han realizado estudios arqueológicos en profundidad sobre el terreno, que pudieran ayudar a conocer su cronología, historia, usos, etc.

El informe elaborado por APUDEPA y aprobado por el comité científico de Hispania Nostra, recoge como motivo para su inclusión en la Lista Roja que, al abandono y la falta de estudios, se une ahora la amenaza de la construcción en plena sierra de la Cañada, del parque eólico “Cabecero 1” con 12 aerogeneradores, algunos de ellos a menos de 2 kilómetros del castillo e invadiendo su acceso.

Desde APUDEPA queremos recordar que los castillos de Aragón están declarados Bienes de Interés Cultural por Orden del 17 de abril de 2006 del Departamento de Educación, Cultura y Deporte del propio Gobierno de Aragón, y que en el anexo de esta orden aparece explícitamente citado el Castillo del Cid de Fortanete.

Por ello exigimos a las administraciones públicas y muy especialmente al Gobierno de Aragón a que cumplan sus propias leyes ya que la protección de los BICs no consiste solamente en la defensa frente al perjuicio activo de los bienes (en este caso materializado en un parque eólico), sino también del perjuicio por pasiva como es el abandono, la desidia y la total falta de estudios publicados con metodología científica. PROPONEMOS que se fijen y consoliden las ruinas a través de una rehabilitación respetuosa a fin de que no desaparezca este Bien de Interés Cultural, hito de identidad histórica en el paisaje del parque cultural del Maestrazgo, y la aplicación de FONDOS FITE podrían ser adecuados para la CONSOLIDACIÓN DE LOS RESTOS como hito en el paisaje, por tanto, una restauración respetuosa con lo que resta del monumento..

Se adjuntan diversas fotos del estado del castillo aportadas por Apudepa

Enlace al informe: https://listarojapatrimonio.org/ficha/castillo-del-cid/

Apudepa, 04 de octubre del 2021.

El Ayuntamiento exige 800.000 euros a Apudepa como fianza en el contencioso del Seminario

El Ayuntamiento de Huesca ha respondido al auto de medidas cautelares dictado por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Huesca reclamando una cantidad “igual o superior a 800.000 €”, como garantía por la posible pérdida de la subvención europea solicitada para acometer un proyecto urbanístico que conlleva la demolición de los patios históricos del antiguo Seminario. Apudepa y la Plataforma para la Defensa del Patrimonio de Huesca consideran la reclamación como una “medida desproporcionada que ataca los principios democráticos más elementales de participación ciudadana y equidad”.

El magistrado-juez titular del Juzgado n.º 1 de lo Contencioso Administrativo de Huesca, David Sampedro Ibáñez, dictó un auto de medidas cautelares el pasado 6 de agosto suspendiendo las actuaciones de demolición previstas por el Ayuntamiento para los patios históricos de los siglos XVI y XIX, cuya protección había solicitado por la vía judicial Apudepa con el refrendo y amparo de la Plataforma para la Protección del Patrimonio de Huesca. En el auto de medidas cautelares, vigentes en tanto no se dicte sentencia definitiva, el magistrado determinó no señalar cantidad alguna en concepto de fianza, pero el Ayuntamiento ha recurrido esta decisión.

Para Belén Boloqui, presidenta de Apudepa, exigir un depósito “igual o superior a 800.000 €” como garantía de resarcimiento por la posible pérdida de una subvención que ni siquiera ha sido estudiada en los organismos competentes, es “una medida desproporcionada que ataca los principios democráticos más elementales de participación ciudadana, la equidad que debería presidir los actos administrativos y políticos en las relaciones entre la administración y los administrados, además de constituir un intento de arbitraria penalización a la sociedad civil”.

“El Ayuntamiento de Huesca –señala Belén Boloqui– dice públicamente una cosa pero siempre hace otra. Dijeron que no recurrirían el auto del juzgado, pero lo han hecho; el alcalde asegura que defiende el patrimonio, pero sistemáticamente se ha opuesto por escrito a todas las solicitudes de protección para el Seminario y otros edificios históricos como el de Travesía Cortés; asegura que propicia la participación ciudadana y sin embargo, en los cuatro años que dura el litigio no ha querido recibir a las entidades vecinales y patrimonialistas que se oponen a un proyecto urbanístico inconcebible. Frente a la injusta hipoteca solicitada, ¿qué valor económico puede determinarse para el derribo de elementos históricos y la eliminación de la idea de conjunto conformada a lo largo de los siglos?”, se pregunta Boloqui.

En parecidos términos se manifiestan los responsables de las entidades integradas en la Plataforma. “La gestión de Luis Felipe con el Seminario –asegura Juan Faci, presidente del Colectivo Ciudadano– es desastrosa desde el primer momento. La cantidad fijada como responsabilidad civil es el claro ejemplo de una actitud autoritaria y soberbia, en lugar de buscar espacios de negociación y acuerdo quiere aplastar la opinión crítica y defender con una desafiante prepotencia un proyecto que devalúa la riqueza patrimonial de la ciudad y perjudica seriamente la imagen cultural y turística de Huesca”.

Violeta Gracia, presidenta de Osce Biella, pone el acento en la calidad de los argumentos esgrimidos por la Plataforma frente a la incapacidad municipal para refutarlos. “Sabe el alcalde y sabe el equipo de gobierno que en la Plataforma han elaborado informes especialistas en arquitectura, arqueología, historia del arte, urbanismo… documentos que defienden la integridad del conjunto patrimonial con rigor y autoridad científica. Organismos como Hispania Nostra o ICOMOS, entidad que asesora a la Unesco, han avalado la oportunidad y calidad de nuestras demandas, también las más importantes asociaciones patrimonialistas españolas. La fianza que exige el alcalde solo se entiende desde la crispación que produce la falta de razones”.

A Javier Moreno, responsable de la Federación de Barrios Osca XXI, le “entristece” el órdago judicial que plantea el Ayuntamiento en su demanda. “Los ciudadanos no somos los enemigos del alcalde ni del gobierno municipal, somos personas preocupadas por la ciudad que dedicamos nuestro tiempo, esfuerzo, capacidades e incluso recursos económicos propios precisamente para hacer ciudad. Pretender castigarnos con una exigencia económica inadmisible es tratar de destruir tejido social cooperativo y necesario”.

Finalmente, Belén Boloqui subraya: “Frente a la penalización por la que aboga el Ayuntamiento en la exigencia de un depósito de miles de euros, nosotros presentamos informes que señalan como única salida adecuada y ética la protección y conservación del Seminario, argumento central de nuestra demanda. No nos oponemos a la subvención europea para la rehabilitación del conjunto, al contrario, trabajamos para su conservación y disfrute, pero sin amputaciones ni derribos, tal como señalan los programas europeos de recuperación y los convenios de conservación patrimonial suscritos por España”.

La Plataforma para la Conservación del Patrimonio, cabe añadir, ha reiterado por escrito al alcalde la solicitud de cierre de ventanas, limpieza de patios y desratización del Seminario, para cumplir con la obligación de mantenimiento, salubridad y calidad ambiental de un edificio de su propiedad, tal como determinan las leyes urbanísticas vigentes.

Proyecto ImaginaPredicadores

Enlace a documento completo

acta-pleno-260221. Punto 11 Predicadores, pp.130 a 147

Orden del día del Pleno

El pasado 10 de febrero Apudepa participó en la presentación del proyecto Imagina Predicadores, un proyecto impulsado por ZeC cuando se conoció que la calle Predicadores iba a reformar su pavimento y mueble urbano.

En este proyecto hemos participado diferente asociaciones y colectivos de la ciudadanía, que entendimos desde un primer momento que la intervención que se llevara a cabo en la calle Predicadores tenía que ser una reforma integral, y en la que se expusieron las diferentes problemáticas que la calle presenta y que deben ser atendidas.

Apudepa ha sido parte activa en la elaboración y presentación de este proyecto, dando a conocer la historia y el valor arquitectónico tan singular de Predicadores a través de un recorrido junto a vecinos y personas interesadas, y explicando las diversas propuestas de los diferentes colectivos que han participado.

El resultado de este trabajo se plasmó en este dossier que elaboró Nacho Builes, del Centro Social Comunitario Luis Buñuel, que os dejamos para que os informéis y participéis dando nuevas aportaciones a este proyecto participativo que sigue abierto.

Finalmente, ZeC presentó una Moción en el Pleno del Ayuntamiento del día 26 de febrero y Apudepa intervino por zoom como entidad ciudadana apoyando la moción de ZeC. La moción no salió adelante por 16 votos en contra y 15 a favor.


Todo ello queda reflejado en la documentación que se adjunta.

Primeras declaraciones de RECUPERANDO ante la publicación del Listado de Inmatriculaciones de bienes por la iglesia católica.

Distintos portavoces de la Coordinadora Recuperando, han realizado declaraciones sobre el listado de bienes inmatriculados por la iglesia católica que el Gobierno ha enviado al Congreso.

Declaraciones del Presidente de MHUEL en El Pais

La Coordinadora Estatal para la Recuperación del Patrimonio Inmatriculado por la Iglesia CatólicaRecuperando, que agrupa a una veintena de colectivos, considera un “absoluto insulto” y una “gran trampa” que haya que reclamar en los tribunales los bienes inmatriculados por la Iglesia.

Así lo ha explicado el portavoz de la Coordinadora Recuperando, Andrés Valentín, después de que el Gobierno haya hecho público este martes que la Iglesia católica de España inmatriculó un total de 34.961 bienes desde 1998, con la reforma de la Ley Hipotecaria llevada a cabo por el Gobierno de José María Aznar y hasta 2015. “Nos parece un absoluto insulto. Están promoviendo 35.000 litigios ante los tribunales. Es la gran trampa”, ha explicado Andrés Valentín, quien ha alertado de que si hay bienes que no se reclaman “se da por hecho que son de la Iglesia”.

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, ha señalado que, a partir de la publicación de este listado, cualquier persona física, jurídica o administración pública que discrepe, puede reclamar alguno de estos bienes, ya sea por “vía administrativa”, para que la Administración General del Estado abra la investigación correspondiente o por “la vía de los tribunales”.

“Nos parece un absoluto insulto. Están promoviendo 35.000 litigios ante los tribunales. Es la gran trampa”, ha explicado Andrés Valentín, quien ha alertado de que si hay bienes que no se reclaman “se da por hecho que son de la Iglesia”. Además, ha cuestionado que miles de municipios de pocos habitantes tengan capacidad para litigar procesos que se prologan “durante 20 años”.

De este modo, el portavoz de la coordinadora opina que es “orientarlo a un callejón sin salida” y que es necesaria es una solución normativa, ya sea vía ley o decreto, que “retorne los bienes a la situación anterior a la inmatriculación” para que sea la Iglesia la que presente la documentación necesaria. “No se puede dar por bueno algo que se ha dado al amparo de la normativa franquista”, ha subrayado.

Por otro lado, ha indicado que, tras conocer la publicación del listado de bienes inmatriculados elaborado por el Gobierno, “la primera reacción” ha sido decir: “Ya era hora”. No obstante, ha criticado que es un documento “parcial”, que no incluye los bienes inmatriculados entre 1946 y 1998 ni “las notas simples que debían haber acompañado al listado”, para conocer fechas, superficies, etc. “Esto es una salida en falso. Nadie espera que haya 34.000 reclamaciones judiciales. Ningún particular se lo puede permitir”

Desde la asociación Europa Laica, el portavoz Juanjo Picó ha mostrado su “satisfacción por que, por primera vez, se haya publicado el listado”, pero ha añadido que “el resto son grandes peros”. En primer lugar, Picó ha lamentado que “solo cubre” los 34.961 bienes inmatriculados desde 1998, cuando la asociación los cifra en más 100.000 desde 1946.

Asimismo, el portavoz de la entidad ha censurado que este listado no incluye todos los datos registrales de los bienes inmuebles, por lo que los considera claramente “incompletos”.

Lo que más preocupa a Juanjo Picó es que el Ejecutivo traslade la iniciativa de reclamar a la ciudadanía. “Esto es una salida en falso. Nadie espera que haya 34.000 reclamaciones judiciales. Ningún particular se lo puede permitir”, ha señalado, al tiempo que ha insistido en que es “un problema de Estado” y en que “el Gobierno tiene que dar una solución global”.

Finalmente, Juanjo Picó defiende un proceso que arranca con la publicación completa del listado de bienes; la anulación de las inmatriculaciones realizadas; y la reclamación para el dominio público del patrimonio que corresponda, y el resto aportando la documentación acreditativa de la titularidad.

Acoso y derribo para otro edificio zaragozano, San Miguel 46. Crónica de un despropósito

 

Acoso y derribo para otro edificio zaragozano, San Miguel 46. Crónica de un despropósito

                                                    Por Belén Boloqui

 

Hace 502 años publicaba Tomás Moro  su conocido libro Utopía, estableciendo su capital  en Amaurota siendo su fundador el propio Utopo.   En Utopía escribe Tomás Moro, “donde todo está ordenado y el interés público consolidado,  es raro que sea preciso buscar sitio para las casas nuevas, pues no solo se remedian fácilmente los desperfectos en se producen  las que hay sino que se previenen los venideros. Así con mínimo  trabajo, los edificios duran mucho tiempo y los obreros de la construcción apenas tienen quehacer entre tanto, aunque estén encargados siempre de desbastar maderas y tallar y escuadrar las piedras para que las reparaciones sean más rápidas cuando llega la ocasión”. 

Cinco siglos más tarde en este país y en esta Comunidad Autónoma,  la administración en general, los políticos  y los poderes difusos,  todavía no desean enterarse en qué consiste el interés público en todo lo que concierne a la construcción. Nuestro suelo urbano  parece el tapiz de Penélope, en su versión de derribar y construir continuamente, sin miramientos, allá donde se pueda dar la especulación urbanística correspondiente,  como es el caso de la casa de San Miguel 46 en la capital del Ebro. Moro al que derriba le llama “el espíritu muelle”, así que figúrense Vds. cuántos espíritus muelles hay en Zaragoza, incontables.

En la calle San Miguel nº 46  hay, o había,  un interesante edificio, incluido su jardín histórico,  que fue remodelado a finales del siglo,  según ficha catalográfica del ayuntamiento de Zaragoza[1].Un proyecto de remodelación actual   ha dado al traste con el edificio histórico. Había que enterrar un potente  garaje de varias alturas y remodelar el  interior del inmueble y para ello era necesario derribar lo que estaba catalogado, es decir, protegido por el Ayuntamiento de Zaragoza, según la ficha comentada. Veamos lo que dice el ayuntamiento. “Grado de Protección: Interés Arquitectónico B; Intervenciones Permitidas: Rehabilitación y conservación del jardín; Elementos a conservar: Fachadas, caja de escalera, carpinterías, cerrajerías, decoraciones interiores, jardín y escalera de caracol de acceso al jardín” [de la década de 1930].

Alertada Apudepa por Elena Parra de los desvaríos evidentes que la constructora estaba llevando a cabo en el edificio y en su jardín histórico, procedente de la huerta-jardín del marqués de Campo Real, que presenta en la actualidad un lamentable aspecto,  la que esto suscribe se puso en comunicación telefónica con el jefe de servicio  de  prevención y protección e investigación de la Dirección General de Patrimonio Cultural comunicando unos hechos que  se desconocían en ese departamento.  Me consta que hubo las indagaciones oportunas  y que este servicio pudo acceder al edificio de san Miguel 46 por hallarse comprendido en el entorno protegido de la Escuela Nacional Gascón y Marín, en la plaza de los Sitios,  Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento. De no darse esta protección  no hubiera podido entrar en el edificio el representante de la  citada Dirección General por depender   la catalogación del edificio al Plan General de Ordenación Urbana del Ayuntamiento de  Zaragoza, o al menos así se me dijo, un absurdo en toda regla que conlleva la desprotección de nuestra arquitectura en general.  A partir de ese momento entraba un nuevo actor, la Comisión Provincial de Patrimonio de Zaragoza, que en su acuerdo del 22 de marzo último alcanzaba cotas que  a mi modesto modo de entender rayan en el esperpento. Tenga el gusto el lector de releer ahora la ficha del ayuntamiento de Zaragoza que he recogido en el párrafo anterior  y cotejarla con uno de los puntos que esa “iluminada Comisión” ha dictaminado:  “Una vez derribado el edificio, con el solar limpio y previo a la excavación de los sótanos, se realizarán los sondeos necesarios a determinar por la Dirección General de Patrimonio Cultural y será realizada por técnicos correspondientes en la materia. La intervención quedará condicionada a las Resoluciones que se emitan desde la Dirección General de Patrimonio Cultual sobre los resultados arqueológicos presentados“. En fin, que con toda impunidad la Comisión  bendice el derribo del edificio  y  alude al solar limpio…y una se pregunta que para qué existen las catalogaciones de protección y en concreto esta de Interés Arquitectónico B. Sobre esta resolución Apudepa y la Federación de Barrios han presentado recurso de alzada ante la consejera de Educación, Cultura y Deporte.

Y como esta historia parece un sainete, a su vez el ayuntamiento de Zaragoza  por  esas misma fechas de marzo paralizó las obras de reforma del citado edificio por incumplimiento de la licencia urbanística por parte de la promotora, G3 Gestión de Proyectos, al haber sido detectadas en una inspección diversas irregularidades por no  respetar la catalogación patrimonial del inmueble, tal y como informó Arainfo[2].

Y si miramos  cómo se anuncian G3 Gestión de Proyectos, leeremos:: En pleno centro de Zaragoza, en el entorno de la Plaza de los Sitios, donde confluyen el Casco Histórico de la ciudad y su zona financiera y más comercial creamos el “Oasis” de San Miguel 46. 12 viviendas y áticos personalizados de máxima calidad, en una finca singular y representativa que se rehabilita por completo, recuperando parte de la historia de Zaragoza, manteniendo sus elementos protegidos y recuperando la esencia de su antiguo jardín con elementos de la extinta fundición Averly, especies arbóreas centenarias y un tramo descubierto de la antigua Muralla Medieval[3].  La promotora tiene el desvergüenza  de publicitarse como que la finca se rehabilita por completo, recuperando parte de la historia de Zaragoza. Y yo me pregunto si la piscina la emplazan en el antiguo jardín histórico (protegido por el ayuntamiento) porque la foto que incluyen es de una modernidad rabiosa ¡Qué desfachatez! Fin del sainete,  I Parte.

[1] https://www.zaragoza.es/ciudad/urbanismo/planeamiento/detalle_Catalogo?id=1469

[2] http://arainfo.org/urbanismo-paraliza-la-obra-de-san-miguel-46/ (consulta a 20 de mayo del 2018).

[3] https://www.idealista.com/obra-nueva/34438573/ (consulta a 20 de mayo del 2018).

*Artículo escrito y entregado en junio de 2018 para la revista Aragón del SIPA, por encargo de la misma. No se publicó porque posteriormente a la comisión de redacción no le pareció conveniente.

APUDEPA DENUNCIA LA DESTRUCCIÓN DE UN JARDÍN HISTÓRICO PROTEGIDO EN LAS OBRAS DE UN EDIFICIO EN LA CALLE SAN MIGUEL DE ZARAGOZA

La empresa G3 Gestión de Proyectos ha destruido el jardín estaba en el número 46 de dicha calle en el transcurso de unas obras que ya fueron paralizadas por el Ayuntamiento de Zaragoza por ejecutar obras que no respetaban la catalogación patrimonial del inmueble

Desde Apudepa se denuncia que “la empresa ha acabado con lo que quedaba de un jardín que tenía origen en el siglo XVII y que contaba con elementos decorativos de forja de principios del XX, todo ello catalogado y protegido en el Catálogo de interés Histórico-Artístico de la ciudad de Zaragoza”

Según el mencionado catálogo está permitido la rehabilitación y conservación del jardín, debiendo conservarse fachadas, caja de escalera, carpinterías, cerrajerías, decoraciones interiores, jardín y escalera de caracol de acceso al jardín.  Apudepa considera que “como se puede ver en las fotos, lo que ha hecho G3 es arrasar con el jardín histórico. Además, la promotora tiene la desvergüenza de publicitarse de forma engañosa, como si la finca se rehabilitase por completo, recuperando parte de la historia de Zaragoza. El hecho de remplazar en el antiguo jardín histórico (protegido por el ayuntamiento)  por una vegetación de una modernidad rabiosa, nada tiene que ver con el pasado del jardín histórico“

Apudepa insiste en que “Ha fallado Inspección Urbanística del Ayuntamiento de Zaragoza en el tema de las obras de la promotora y el debido cumplimiento a la ficha del catálogo. También ha fallado la Comisión Provincial de Patrimonio de Zaragoza porque la resolución que hicieron al respecto de esta obra es una ofensa a la inteligencia y a su papel de defensora del patrimonio cultural”.

La organización de defensa del patrimonio aragonés va a recabar todos los datos posibles para ejercer  las acciones que considerase necesarias y ojalá que esta nueva destrucción del patrimonio de todos los aragoneses no quede impune. Considera que la constructora debería pagar por lo que ha hecho, multa por todos los derribos improcedentes y por la remoción indebida de bienes muebles, así como retornar el jardín a su origen en la medida de lo posible, aunque nunca será lo mismo, ni la casa, ni el jardín.

NOTA DE PRENSA DE LA ASOCIACIÓN DE VECINOS DEL CASCO VIEJO OSCE BIELLA DE HUESCA

osce-biella

La ASOCIACIÓN DE VECINOS DEL CASCO VIEJO OSCE BIELLA ha presentado 18 razones, amparadas en la legislación y la normativa de patrimonio, para solicitar la preservación máxima del edificio histórico que se planea derribar en la plaza de san Pedro de Huesca.

Con una intención colaborativa y participativa, la Asociación quiere transmitir a Urbanismo del Ayuntamiento, la necesidad de políticas conservacionistas que no permitan convertir nuestro barrio (declarado por decreto estatal CONJUNTO HISTÓRICO-ARTÍSTICO DESDE 1971) en una zona arrasada por los derribos, el abandono y las pérdidas.

La ASOCIACIÓN DE VECINOS DEL CASCO VIEJO OSCE BIELLA aboga por la dignidad del Casco, conjunto patrimonial HISTÓRICO-ARTÍSTICO, entendiendo por dignidad la Preservación y la Conservación Integrada de todos los edificios antiguos, entornos y ambientes protegidos por la legislación europea, estatal, autonómica y local.

Nuestras razones comienzan con las 3 Declaraciones de Protección que recibe el inmueble y su entorno de la legislación española.
Le siguen 2 razones amparadas en Convenios del Consejo de Europa ratificados por España.
El resto están apoyadas por Declaraciones del Consejo de Ministros de Europa, Conferencias internacionales, Manifiestos Nacionales y Cartas del Restauro.

– El edificio del siglo XVIII que se pretende hacer desaparecer está protegido por decreto estatal donde se declara Conjunto Histórico Artístico TODO el Casco Antiguo de la ciudad.
– Está protegido por la ley de Patrimonio Cultural Aragonés por ser entorno protegido del conjunto románico de S. Pedro el Viejo.
– Está protegido por el Plan Especial de Mejora Urbana y Rehabilitación Integral del Centro Histórico de Huesca.
– Está protegido por el Convenio multinacional para la Salvaguarda del Patrimonio Arquitectónico de Europa, ratificado por España, luego de obligado cumplimiento, que suscribe el compromiso de evitar la desfiguración, degradación o demolición de los Bienes Protegidos.
– Está protegido por el Convenio Marco del Consejo de Europa sobre el Valor del Patrimonio Cultural para la Sociedad, Ratificado por España, luego de obligado cumplimiento, donde hay artículos para el compromiso de cerciorarse de que las reglamentaciones generales de carácter técnico tengan en cuenta las necesidades específicas de Conservación del Patrimonio.

La Asociación de Vecinos del Casco Viejo no desea tener un barrio derribado como si de un bombardeo se tratase, lleno de solares y entornos degradados.
Un barrio digno no es un barrio desolado.
Un barrio digno es el que conserva su legado y no lo destruye. Porque podemos decir al amparo de la Constitución y de la ley de Patrimonio, que el barrio, además de una suma de propiedades privadas, también constituye un espacio público que pertenece a todas las personas y que nos afecta a todas.
Un barrio digno es aquel en el que se respeta la normativa europea, estatal, autonómica y local en materia de protección de sus bienes patrimoniales.

Demoler no es conservar, es lo contrario, es destruir.
Demoler no es dignificar un barrio. Un barrio se dignifica manteniendo en buenas condiciones su patrimonio y facilitando las condiciones de desarrollo socioeconómico. Con el barrio lleno de solares, demoliciones y abandono, no hay desarrollo posible.
La conservación del patrimonio, además de ser una obligación legal y moral, siempre genera desarrollo y prosperidad.
Cierto que necesitamos dignificar el Casco, La Asociación trabaja por ello todo el año. Y si realmente se desea mejorarlo, necesitamos crear un Plan Director, aparcamientos dignos y soluciones en movilidad, resolver la rehabilitación del Seminario, resolver el entorno catedral, necesitamos pavimentos y aceras dignas, bibliotecas, musealizar las ruinas del círculo católico, parques infantiles, apoyo a la rehabilitación, a la integración, bancos, papeleras, apoyo a la igualdad, al desarrollo, al comercio, a la tercera edad y a la cultura… Pero no necesitamos más
derribos.

La ASOCIACIÓN DE VECINOS DEL CASCO VIEJO OSCE BIELLA aboga por un barrio vivo, vivido, íntegro y próspero. El desarrollo del comercio, de las familias, de los centros creativos y culturales, del turismo, etc. pasa necesariamente por mantener y potenciar la esencia del barrio: un entorno humanizado y estético, cuidado y determinado por el legado de los estratos históricos que nos hablan de memoria y continuidad, que nos acompañan y enriquecen.

EL CONVENTO DE SAN RAFAEL DE BELCHITE SE ENCUENTRA EN UNA SITUACIÓN DE RUINA INMINENTE

2019_05_15_convento de san rafael de belchite

 

Apudepa y la Asociación Cultural El Allondero llaman la atención sobre la situación de este edificio que se encuentra dentro del conjunto del pueblo viejo de Belchite  declarado Sitio Histórico.

Desde las asociaciones se llama la atención sobre la situación de este edificio que conserva casi todos sus muros perimetrales en su primer tramo pero que tiene serios problemas la fachada que ha quedado completamente exenta del resto del edificio. Durante muchos años estuvo apuntalada con vigas metálicas  A día de hoy, un pequeño talud de ladrillo y un dintel de madera soportado por dos maderos en su acceso principal, son los únicos apoyos de la fachada; que además presenta un ligero pandeo hacia su cara exterior y grietas.

Este convento es una construcción barroca de finales del siglo XVIII realizada en ladrillo, mampostería y molduras. El edificio de la iglesia formaba parte del convento de las madres dominicas del pueblo viejo de Belchite. Durante la última guerra el edificio quedó afectado, construyéndose después de la misma un nuevo convento en el pueblo nuevo.

Desde  Apudepa y El Allondero afirman que “además de la posible pérdida patrimonial de la destrucción del convento, su estado está suponiendo un peligro para los visitantes y personal de Belchite Turismo, así como para el edificio colindante, la que fue la iglesia parroquial de la villa, San Martín de Tour”. Ambas asociaciones recuerdan que “se trata de un edifico de excelente arquitectura de la ilustración que no podemos perder y que habría que consolidar como ruina”.

Apudepa recuerda que “Belchite viejo” está catalogado como Sitio Histórico y es símbolo de la Guerra Civil y a pesar de eso no ha logrado que ni el Ayuntamiento de Belchite y ni la DGA se impliquen apenas nada. La ruina del pueblo avanza y dentro de poco no quedará más que el recuerdo de un pueblo que pudo recuperarse en su momento y conservar los restos después”.

En suma, se trata un edificio de excelente arquitectura de la Ilustración que no podemos perder y que habría que consolidar como ruina.

Paseo por la Zaragoza inmatriculada

?
?

 

Hoy 4 de mayo de 2019 las asociaciones APUDEPA y MHUEL acompañadas por las vecinales del Casco Histórico han paseado con curiosidad la ruta de la Zaragoza inmatriculada “Del Gancho al Gallo” como otra forma de hacer turismo cultural por nuestra ciudad.

El punto de encuentro ha sido la plaza de San Pablo, donde Pilar y Claudia historiadoras del arte y Jorge especialista en patrimonio inmatriculado y laicismo, han enganchado nuestra curiosidad por aprender con el conocimiento, ciencia y juventud que han aportado.

Siglos y expresiones artísticas de forma horizontal al padre Ebro han fluido por adoquines de paso con las miradas puestas entre San Juan de los Panetes, La seo y La Magdalena con la transversalidad del mercadillo ecológico en la plaza del Pilar y los tropezones de las inmatriculaciones. (Inmatricular una iglesia es registrarla por primera vez como propiedad privada de la Iglesia,… cuando ha sido por los siglos de los siglos un bien común de todos y de ningún)

Los documentos registrales aclaran con sus fechas que los cuatro templos fueron inmatriculados en fraude de ley, antes de la reforma de Aznar de 1998, solo San Juan de los Panetes se ha podido recuperar tras denuncia judicial. Olores de cercanía al vermú han puesto en “El Millán” un punto y seguido a las luces y sombras de las ramas engalanadas del paisaje.


El Gancho y el Gallo se han enredado, una vez más, de cultura primaveral.

 

Atentamente 

 APUDEPA                     MHUEL