Castillo del Cid (Fortanete) en la Lista Roja

.

Image 1 De 9

E l castillo del Cid de Fortanete (Maestrazgo, Teruel) entra en la Lista Roja del Patrimonio de Hispania Nostra, a petición e informe de APUDEPA

A lo largo del pasado mes de septiembre han entrado un total de 5 bienes aragoneses en esta lista que documenta el patrimonio amenazado gracias a informes tanto de particulares como de asociaciones.

El Castillo del Cid en el término de Fortanete (Maestrazgo turolense) ha sido incluido en la Lista Roja del Patrimonio gracias a las fotos y solicitud enviadas por APUDEPA , Asociación de Acción Pública Para la Defensa del Patrimonio Aragonés, declarada de utilidad pública.

Es una fortaleza medieval, muy probablemente de origen islámico, con el característico “spicatum” que presentan los muros y torreones. Se encuentra en un paraje natural de difícil acceso, en medio de bosques y a alrededor de 1600 metros de altitud sobre el nivel del mar. Está totalmente abandonada, en estado de ruina progresiva, lo que podría conducir a su total desaparición dado que nunca se han realizado estudios arqueológicos en profundidad sobre el terreno, que pudieran ayudar a conocer su cronología, historia, usos, etc.

El informe elaborado por APUDEPA y aprobado por el comité científico de Hispania Nostra, recoge como motivo para su inclusión en la Lista Roja que, al abandono y la falta de estudios, se une ahora la amenaza de la construcción en plena sierra de la Cañada, del parque eólico “Cabecero 1” con 12 aerogeneradores, algunos de ellos a menos de 2 kilómetros del castillo e invadiendo su acceso.

Desde APUDEPA queremos recordar que los castillos de Aragón están declarados Bienes de Interés Cultural por Orden del 17 de abril de 2006 del Departamento de Educación, Cultura y Deporte del propio Gobierno de Aragón, y que en el anexo de esta orden aparece explícitamente citado el Castillo del Cid de Fortanete.

Por ello exigimos a las administraciones públicas y muy especialmente al Gobierno de Aragón a que cumplan sus propias leyes ya que la protección de los BICs no consiste solamente en la defensa frente al perjuicio activo de los bienes (en este caso materializado en un parque eólico), sino también del perjuicio por pasiva como es el abandono, la desidia y la total falta de estudios publicados con metodología científica. PROPONEMOS que se fijen y consoliden las ruinas a través de una rehabilitación respetuosa a fin de que no desaparezca este Bien de Interés Cultural, hito de identidad histórica en el paisaje del parque cultural del Maestrazgo, y la aplicación de FONDOS FITE podrían ser adecuados para la CONSOLIDACIÓN DE LOS RESTOS como hito en el paisaje, por tanto, una restauración respetuosa con lo que resta del monumento..

Se adjuntan diversas fotos del estado del castillo aportadas por Apudepa

Enlace al informe: https://listarojapatrimonio.org/ficha/castillo-del-cid/

Apudepa, 04 de octubre del 2021.

El Ayuntamiento exige 800.000 euros a Apudepa como fianza en el contencioso del Seminario

El Ayuntamiento de Huesca ha respondido al auto de medidas cautelares dictado por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Huesca reclamando una cantidad “igual o superior a 800.000 €”, como garantía por la posible pérdida de la subvención europea solicitada para acometer un proyecto urbanístico que conlleva la demolición de los patios históricos del antiguo Seminario. Apudepa y la Plataforma para la Defensa del Patrimonio de Huesca consideran la reclamación como una “medida desproporcionada que ataca los principios democráticos más elementales de participación ciudadana y equidad”.

El magistrado-juez titular del Juzgado n.º 1 de lo Contencioso Administrativo de Huesca, David Sampedro Ibáñez, dictó un auto de medidas cautelares el pasado 6 de agosto suspendiendo las actuaciones de demolición previstas por el Ayuntamiento para los patios históricos de los siglos XVI y XIX, cuya protección había solicitado por la vía judicial Apudepa con el refrendo y amparo de la Plataforma para la Protección del Patrimonio de Huesca. En el auto de medidas cautelares, vigentes en tanto no se dicte sentencia definitiva, el magistrado determinó no señalar cantidad alguna en concepto de fianza, pero el Ayuntamiento ha recurrido esta decisión.

Para Belén Boloqui, presidenta de Apudepa, exigir un depósito “igual o superior a 800.000 €” como garantía de resarcimiento por la posible pérdida de una subvención que ni siquiera ha sido estudiada en los organismos competentes, es “una medida desproporcionada que ataca los principios democráticos más elementales de participación ciudadana, la equidad que debería presidir los actos administrativos y políticos en las relaciones entre la administración y los administrados, además de constituir un intento de arbitraria penalización a la sociedad civil”.

“El Ayuntamiento de Huesca –señala Belén Boloqui– dice públicamente una cosa pero siempre hace otra. Dijeron que no recurrirían el auto del juzgado, pero lo han hecho; el alcalde asegura que defiende el patrimonio, pero sistemáticamente se ha opuesto por escrito a todas las solicitudes de protección para el Seminario y otros edificios históricos como el de Travesía Cortés; asegura que propicia la participación ciudadana y sin embargo, en los cuatro años que dura el litigio no ha querido recibir a las entidades vecinales y patrimonialistas que se oponen a un proyecto urbanístico inconcebible. Frente a la injusta hipoteca solicitada, ¿qué valor económico puede determinarse para el derribo de elementos históricos y la eliminación de la idea de conjunto conformada a lo largo de los siglos?”, se pregunta Boloqui.

En parecidos términos se manifiestan los responsables de las entidades integradas en la Plataforma. “La gestión de Luis Felipe con el Seminario –asegura Juan Faci, presidente del Colectivo Ciudadano– es desastrosa desde el primer momento. La cantidad fijada como responsabilidad civil es el claro ejemplo de una actitud autoritaria y soberbia, en lugar de buscar espacios de negociación y acuerdo quiere aplastar la opinión crítica y defender con una desafiante prepotencia un proyecto que devalúa la riqueza patrimonial de la ciudad y perjudica seriamente la imagen cultural y turística de Huesca”.

Violeta Gracia, presidenta de Osce Biella, pone el acento en la calidad de los argumentos esgrimidos por la Plataforma frente a la incapacidad municipal para refutarlos. “Sabe el alcalde y sabe el equipo de gobierno que en la Plataforma han elaborado informes especialistas en arquitectura, arqueología, historia del arte, urbanismo… documentos que defienden la integridad del conjunto patrimonial con rigor y autoridad científica. Organismos como Hispania Nostra o ICOMOS, entidad que asesora a la Unesco, han avalado la oportunidad y calidad de nuestras demandas, también las más importantes asociaciones patrimonialistas españolas. La fianza que exige el alcalde solo se entiende desde la crispación que produce la falta de razones”.

A Javier Moreno, responsable de la Federación de Barrios Osca XXI, le “entristece” el órdago judicial que plantea el Ayuntamiento en su demanda. “Los ciudadanos no somos los enemigos del alcalde ni del gobierno municipal, somos personas preocupadas por la ciudad que dedicamos nuestro tiempo, esfuerzo, capacidades e incluso recursos económicos propios precisamente para hacer ciudad. Pretender castigarnos con una exigencia económica inadmisible es tratar de destruir tejido social cooperativo y necesario”.

Finalmente, Belén Boloqui subraya: “Frente a la penalización por la que aboga el Ayuntamiento en la exigencia de un depósito de miles de euros, nosotros presentamos informes que señalan como única salida adecuada y ética la protección y conservación del Seminario, argumento central de nuestra demanda. No nos oponemos a la subvención europea para la rehabilitación del conjunto, al contrario, trabajamos para su conservación y disfrute, pero sin amputaciones ni derribos, tal como señalan los programas europeos de recuperación y los convenios de conservación patrimonial suscritos por España”.

La Plataforma para la Conservación del Patrimonio, cabe añadir, ha reiterado por escrito al alcalde la solicitud de cierre de ventanas, limpieza de patios y desratización del Seminario, para cumplir con la obligación de mantenimiento, salubridad y calidad ambiental de un edificio de su propiedad, tal como determinan las leyes urbanísticas vigentes.

DOS MONUMENTOS DE LAS CINCO VILLAS ENTRAN EN LA LISTA ROJA DEL PATRIMONIO DE HISPANIA NOSTRA

La Ermita de San Nicolás de Ceñito en la Val d´Onsella y la Iglesia de Nª Señora del Día y del Sol o de Diasol en Malpica de Arba han entrado a formar parte del listado de patrimonio en peligro que realiza esta prestigiosa asociación

La Ermita de San Nicolás de Ceñito ha sido incluida gracias a las fotos y solicitud enviadas por APUDEPA (Acción Pública Para la Defensa del Patrimonio Aragonés). Localizada en la Val d´Onsella, concretamente en término de Sos del Rey Católico, es una pequeña joya del arte medieval aragonés, con reloj solar, ajedrezado jaqués, crismón románico, arco fajón apuntado y unos misteriosos motivos florales grabados en el interior. Esta ermita fue restaurada por la Asociación Sancho Ramírez en los años 90 pero no ha recibido ningún tipo de mantenimiento desde entonces.

La Ermita se encuentra rodeada por un grupo de pardinas deshabitadas que reciben igualmente el nombre de Ceñito. Las pardinas son un tipo de casas vinculadas a explotaciones agropecuarias típicas del Pirineo y el Pre-Pirineo aragonés. También tienen valor etnográfico y arquitectónico como muestra de los modos de vida tradicionales de la montaña aragonesa.

El otro monumento es la Iglesia de Nª Señora del Día y del Sol o de Diasol de Malpica de Arba (pueblo del municipio de Biota) y la muralla del baluarte o montículo aterrazado donde se asienta. El conjunto tiene elementos desde época romana (un epitafio funerario con inscripción) hasta el siglo XVIII, pasando por la época islámica, arte románico, gótico, renacentista…

La muralla cuenta con un tramo de sillares almohadillados, posiblemente de época califal: uno de los restos de fortificación andalusí más al norte de toda la Península Ibérica. Otra sección de la muralla, ya de época cristiana, se derrumbó a finales de 2019 y todavía no ha sido restaurado, lo que podría hacer peligrar con el tiempo también a la Iglesia de Diasol.

Desde Apudepa exigimos mayor implicación a las administraciones públicas aragonesas: Ayuntamientos de Sos del Rey Católico y Biota y a la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón para que pongan remedio al deterioro de estos conjuntos, especialmente grave el de la iglesia de Ceñito, y realicen labores de mantenimiento antes de que sea demasiado tarde.