2019_07_29_Jardin san miguel foto escalera jardin

Acoso y derribo para otro edificio zaragozano, San Miguel 46. Crónica de un despropósito

 

Acoso y derribo para otro edificio zaragozano, San Miguel 46. Crónica de un despropósito

                                                    Por Belén Boloqui

 

Hace 502 años publicaba Tomás Moro  su conocido libro Utopía, estableciendo su capital  en Amaurota siendo su fundador el propio Utopo.   En Utopía escribe Tomás Moro, “donde todo está ordenado y el interés público consolidado,  es raro que sea preciso buscar sitio para las casas nuevas, pues no solo se remedian fácilmente los desperfectos en se producen  las que hay sino que se previenen los venideros. Así con mínimo  trabajo, los edificios duran mucho tiempo y los obreros de la construcción apenas tienen quehacer entre tanto, aunque estén encargados siempre de desbastar maderas y tallar y escuadrar las piedras para que las reparaciones sean más rápidas cuando llega la ocasión”. 

Cinco siglos más tarde en este país y en esta Comunidad Autónoma,  la administración en general, los políticos  y los poderes difusos,  todavía no desean enterarse en qué consiste el interés público en todo lo que concierne a la construcción. Nuestro suelo urbano  parece el tapiz de Penélope, en su versión de derribar y construir continuamente, sin miramientos, allá donde se pueda dar la especulación urbanística correspondiente,  como es el caso de la casa de San Miguel 46 en la capital del Ebro. Moro al que derriba le llama “el espíritu muelle”, así que figúrense Vds. cuántos espíritus muelles hay en Zaragoza, incontables.

En la calle San Miguel nº 46  hay, o había,  un interesante edificio, incluido su jardín histórico,  que fue remodelado a finales del siglo,  según ficha catalográfica del ayuntamiento de Zaragoza[1].Un proyecto de remodelación actual   ha dado al traste con el edificio histórico. Había que enterrar un potente  garaje de varias alturas y remodelar el  interior del inmueble y para ello era necesario derribar lo que estaba catalogado, es decir, protegido por el Ayuntamiento de Zaragoza, según la ficha comentada. Veamos lo que dice el ayuntamiento. “Grado de Protección: Interés Arquitectónico B; Intervenciones Permitidas: Rehabilitación y conservación del jardín; Elementos a conservar: Fachadas, caja de escalera, carpinterías, cerrajerías, decoraciones interiores, jardín y escalera de caracol de acceso al jardín” [de la década de 1930].

Alertada Apudepa por Elena Parra de los desvaríos evidentes que la constructora estaba llevando a cabo en el edificio y en su jardín histórico, procedente de la huerta-jardín del marqués de Campo Real, que presenta en la actualidad un lamentable aspecto,  la que esto suscribe se puso en comunicación telefónica con el jefe de servicio  de  prevención y protección e investigación de la Dirección General de Patrimonio Cultural comunicando unos hechos que  se desconocían en ese departamento.  Me consta que hubo las indagaciones oportunas  y que este servicio pudo acceder al edificio de san Miguel 46 por hallarse comprendido en el entorno protegido de la Escuela Nacional Gascón y Marín, en la plaza de los Sitios,  Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento. De no darse esta protección  no hubiera podido entrar en el edificio el representante de la  citada Dirección General por depender   la catalogación del edificio al Plan General de Ordenación Urbana del Ayuntamiento de  Zaragoza, o al menos así se me dijo, un absurdo en toda regla que conlleva la desprotección de nuestra arquitectura en general.  A partir de ese momento entraba un nuevo actor, la Comisión Provincial de Patrimonio de Zaragoza, que en su acuerdo del 22 de marzo último alcanzaba cotas que  a mi modesto modo de entender rayan en el esperpento. Tenga el gusto el lector de releer ahora la ficha del ayuntamiento de Zaragoza que he recogido en el párrafo anterior  y cotejarla con uno de los puntos que esa “iluminada Comisión” ha dictaminado:  “Una vez derribado el edificio, con el solar limpio y previo a la excavación de los sótanos, se realizarán los sondeos necesarios a determinar por la Dirección General de Patrimonio Cultural y será realizada por técnicos correspondientes en la materia. La intervención quedará condicionada a las Resoluciones que se emitan desde la Dirección General de Patrimonio Cultual sobre los resultados arqueológicos presentados“. En fin, que con toda impunidad la Comisión  bendice el derribo del edificio  y  alude al solar limpio…y una se pregunta que para qué existen las catalogaciones de protección y en concreto esta de Interés Arquitectónico B. Sobre esta resolución Apudepa y la Federación de Barrios han presentado recurso de alzada ante la consejera de Educación, Cultura y Deporte.

Y como esta historia parece un sainete, a su vez el ayuntamiento de Zaragoza  por  esas misma fechas de marzo paralizó las obras de reforma del citado edificio por incumplimiento de la licencia urbanística por parte de la promotora, G3 Gestión de Proyectos, al haber sido detectadas en una inspección diversas irregularidades por no  respetar la catalogación patrimonial del inmueble, tal y como informó Arainfo[2].

Y si miramos  cómo se anuncian G3 Gestión de Proyectos, leeremos:: En pleno centro de Zaragoza, en el entorno de la Plaza de los Sitios, donde confluyen el Casco Histórico de la ciudad y su zona financiera y más comercial creamos el “Oasis” de San Miguel 46. 12 viviendas y áticos personalizados de máxima calidad, en una finca singular y representativa que se rehabilita por completo, recuperando parte de la historia de Zaragoza, manteniendo sus elementos protegidos y recuperando la esencia de su antiguo jardín con elementos de la extinta fundición Averly, especies arbóreas centenarias y un tramo descubierto de la antigua Muralla Medieval[3].  La promotora tiene el desvergüenza  de publicitarse como que la finca se rehabilita por completo, recuperando parte de la historia de Zaragoza. Y yo me pregunto si la piscina la emplazan en el antiguo jardín histórico (protegido por el ayuntamiento) porque la foto que incluyen es de una modernidad rabiosa ¡Qué desfachatez! Fin del sainete,  I Parte.

[1] https://www.zaragoza.es/ciudad/urbanismo/planeamiento/detalle_Catalogo?id=1469

[2] http://arainfo.org/urbanismo-paraliza-la-obra-de-san-miguel-46/ (consulta a 20 de mayo del 2018).

[3] https://www.idealista.com/obra-nueva/34438573/ (consulta a 20 de mayo del 2018).

*Artículo escrito y entregado en junio de 2018 para la revista Aragón del SIPA, por encargo de la misma. No se publicó porque posteriormente a la comisión de redacción no le pareció conveniente.

2019_07_29_Jardin san miguel foto jardin

APUDEPA DENUNCIA LA DESTRUCCIÓN DE UN JARDÍN HISTÓRICO PROTEGIDO EN LAS OBRAS DE UN EDIFICIO EN LA CALLE SAN MIGUEL DE ZARAGOZA

La empresa G3 Gestión de Proyectos ha destruido el jardín estaba en el número 46 de dicha calle en el transcurso de unas obras que ya fueron paralizadas por el Ayuntamiento de Zaragoza por ejecutar obras que no respetaban la catalogación patrimonial del inmueble

Desde Apudepa se denuncia que “la empresa ha acabado con lo que quedaba de un jardín que tenía origen en el siglo XVII y que contaba con elementos decorativos de forja de principios del XX, todo ello catalogado y protegido en el Catálogo de interés Histórico-Artístico de la ciudad de Zaragoza”

Según el mencionado catálogo está permitido la rehabilitación y conservación del jardín, debiendo conservarse fachadas, caja de escalera, carpinterías, cerrajerías, decoraciones interiores, jardín y escalera de caracol de acceso al jardín.  Apudepa considera que “como se puede ver en las fotos, lo que ha hecho G3 es arrasar con el jardín histórico. Además, la promotora tiene la desvergüenza de publicitarse de forma engañosa, como si la finca se rehabilitase por completo, recuperando parte de la historia de Zaragoza. El hecho de remplazar en el antiguo jardín histórico (protegido por el ayuntamiento)  por una vegetación de una modernidad rabiosa, nada tiene que ver con el pasado del jardín histórico“

Apudepa insiste en que “Ha fallado Inspección Urbanística del Ayuntamiento de Zaragoza en el tema de las obras de la promotora y el debido cumplimiento a la ficha del catálogo. También ha fallado la Comisión Provincial de Patrimonio de Zaragoza porque la resolución que hicieron al respecto de esta obra es una ofensa a la inteligencia y a su papel de defensora del patrimonio cultural”.

La organización de defensa del patrimonio aragonés va a recabar todos los datos posibles para ejercer  las acciones que considerase necesarias y ojalá que esta nueva destrucción del patrimonio de todos los aragoneses no quede impune. Considera que la constructora debería pagar por lo que ha hecho, multa por todos los derribos improcedentes y por la remoción indebida de bienes muebles, así como retornar el jardín a su origen en la medida de lo posible, aunque nunca será lo mismo, ni la casa, ni el jardín.

osce-biella

NOTA DE PRENSA DE LA ASOCIACIÓN DE VECINOS DEL CASCO VIEJO OSCE BIELLA DE HUESCA

osce-biella

La ASOCIACIÓN DE VECINOS DEL CASCO VIEJO OSCE BIELLA ha presentado 18 razones, amparadas en la legislación y la normativa de patrimonio, para solicitar la preservación máxima del edificio histórico que se planea derribar en la plaza de san Pedro de Huesca.

Con una intención colaborativa y participativa, la Asociación quiere transmitir a Urbanismo del Ayuntamiento, la necesidad de políticas conservacionistas que no permitan convertir nuestro barrio (declarado por decreto estatal CONJUNTO HISTÓRICO-ARTÍSTICO DESDE 1971) en una zona arrasada por los derribos, el abandono y las pérdidas.

La ASOCIACIÓN DE VECINOS DEL CASCO VIEJO OSCE BIELLA aboga por la dignidad del Casco, conjunto patrimonial HISTÓRICO-ARTÍSTICO, entendiendo por dignidad la Preservación y la Conservación Integrada de todos los edificios antiguos, entornos y ambientes protegidos por la legislación europea, estatal, autonómica y local.

Nuestras razones comienzan con las 3 Declaraciones de Protección que recibe el inmueble y su entorno de la legislación española.
Le siguen 2 razones amparadas en Convenios del Consejo de Europa ratificados por España.
El resto están apoyadas por Declaraciones del Consejo de Ministros de Europa, Conferencias internacionales, Manifiestos Nacionales y Cartas del Restauro.

– El edificio del siglo XVIII que se pretende hacer desaparecer está protegido por decreto estatal donde se declara Conjunto Histórico Artístico TODO el Casco Antiguo de la ciudad.
– Está protegido por la ley de Patrimonio Cultural Aragonés por ser entorno protegido del conjunto románico de S. Pedro el Viejo.
– Está protegido por el Plan Especial de Mejora Urbana y Rehabilitación Integral del Centro Histórico de Huesca.
– Está protegido por el Convenio multinacional para la Salvaguarda del Patrimonio Arquitectónico de Europa, ratificado por España, luego de obligado cumplimiento, que suscribe el compromiso de evitar la desfiguración, degradación o demolición de los Bienes Protegidos.
– Está protegido por el Convenio Marco del Consejo de Europa sobre el Valor del Patrimonio Cultural para la Sociedad, Ratificado por España, luego de obligado cumplimiento, donde hay artículos para el compromiso de cerciorarse de que las reglamentaciones generales de carácter técnico tengan en cuenta las necesidades específicas de Conservación del Patrimonio.

La Asociación de Vecinos del Casco Viejo no desea tener un barrio derribado como si de un bombardeo se tratase, lleno de solares y entornos degradados.
Un barrio digno no es un barrio desolado.
Un barrio digno es el que conserva su legado y no lo destruye. Porque podemos decir al amparo de la Constitución y de la ley de Patrimonio, que el barrio, además de una suma de propiedades privadas, también constituye un espacio público que pertenece a todas las personas y que nos afecta a todas.
Un barrio digno es aquel en el que se respeta la normativa europea, estatal, autonómica y local en materia de protección de sus bienes patrimoniales.

Demoler no es conservar, es lo contrario, es destruir.
Demoler no es dignificar un barrio. Un barrio se dignifica manteniendo en buenas condiciones su patrimonio y facilitando las condiciones de desarrollo socioeconómico. Con el barrio lleno de solares, demoliciones y abandono, no hay desarrollo posible.
La conservación del patrimonio, además de ser una obligación legal y moral, siempre genera desarrollo y prosperidad.
Cierto que necesitamos dignificar el Casco, La Asociación trabaja por ello todo el año. Y si realmente se desea mejorarlo, necesitamos crear un Plan Director, aparcamientos dignos y soluciones en movilidad, resolver la rehabilitación del Seminario, resolver el entorno catedral, necesitamos pavimentos y aceras dignas, bibliotecas, musealizar las ruinas del círculo católico, parques infantiles, apoyo a la rehabilitación, a la integración, bancos, papeleras, apoyo a la igualdad, al desarrollo, al comercio, a la tercera edad y a la cultura… Pero no necesitamos más
derribos.

La ASOCIACIÓN DE VECINOS DEL CASCO VIEJO OSCE BIELLA aboga por un barrio vivo, vivido, íntegro y próspero. El desarrollo del comercio, de las familias, de los centros creativos y culturales, del turismo, etc. pasa necesariamente por mantener y potenciar la esencia del barrio: un entorno humanizado y estético, cuidado y determinado por el legado de los estratos históricos que nos hablan de memoria y continuidad, que nos acompañan y enriquecen.

casa La Almolda derribo

El ayuntamiento de La Almolda derriba una casa catalogada y Apudepa anuncia que estudiará acciones legales

Apudepa lo denunció en cuanto tuvo conocimiento: el ayuntamiento de La Almolda pretendía derribar una casa histórica catalogada, la casa denominada a veces de los Grasa, a veces Tarranco. Tamaño despropósito se hizo realidad.

La casa situada en la costera de San Antonio nº 2, antiguo 22, de la localidad de La Almolda (Zaragoza) fue arrasada ayer por maquinaria pesada. El edificio se encontraba en perfecto estado estructural, no había ruina que le amenazase, y ocupaba un lugar estratégico en la confluencia de dos calles. En resumen, el vandalismo institucional sigue desbocado: La Dirección General de Cultura y Patrimonio respondió el 22 de mayo negando a Apudepa la catalogación a un ejemplo de alto valor de arquitectura tradicional. Con todo, la Resolución era susceptible de ser recurrida en alzada, lo que esta asociación pensaba hacer dentro del plazo concedido, que no concluía hasta el próximo 22 de junio. Leer más

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Apudepa denuncia que el ayuntamiento de La Almolda pretende derribar la histórica y catalogada casa de los Grasa

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Apudepa denuncia que el ayuntamiento de La Almolda quiere derribar una casa histórica y catalogada

La Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés, Apudepa, denuncia que el ayuntamiento de La Almolda pretende derribar la casona de los Grasa, una edificación histórica que está catalogada por su interés arquitectónico en el documento de adaptación del Plan General de Ordenación Urbana de La Almolda.

Se trata de uno de los edificios considerados más antiguos de la localidad y perteneció a una de sus familias infanzonas. Posee un importante escudo de alabastro que atestigua su importancia solariega. En el documento de adaptación del Plan General de Ordenación Urbana de La Almolda aprobada en 2009 la casa tiene un grado de protección elevado (estructural). El documento, además, consigna que su estado de conservación es “bueno”.

Por todo ello ha causado estupor en esta Asociación que el ayuntamiento pretenda ahora su derribo, cuando se trata de un edificio muy interesante que pone en relación la arquitectura popular con los modelos palaciegos urbanos.

Apudepa ha puesto la situación en conocimiento de la Dirección General de Cultura y Patrimonio, a la que ha solicitado que proteja efectivamente el bien. Es una barbaridad que una Comunidad conserve únicamente la gran arquitectura palaciega y religiosa. El patrimonio cultural es algo mucho más amplio y desde luego comprende ejemplos tan vistosos e interesantes de la arquitectura rural como este. También se ha solicitado al alcalde de La Almolda.

Apudepa espera que no se consume este atentado contra el patrimonio de La Almolda.

Apudepa, 5 de abril de 2017.

PGU2
imagen google maps

Apudepa rechaza el derribo de dos edificios catalogados en Ejea y exige al ayuntamiento que cumpla la ley

Imagen tomada de Google maps. 

La Asociación recurre un acuerdo negligente y vergonzoso de la Comisión Provincial contra el Patrimonio Cultural

La Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés, Apudepa, ha tenido conocimiento de la voluntad de la propiedad de derribar los edificios catalogados situados en la plaza de España número 10 y calle del Toril número 7 de Ejea de los Caballeros. La demolición atenta, como es claro, contra la normativa urbanística de Ejea (Plan General de Ordenación Urbana y Plan Especial de Reforma Interior del centro histórico) y contra la legislación en materia urbanística y patrimonial, con el agravante de que Ejea de los Caballeros es un Conjunto de Interés Cultural en el que están prohibidas las sustituciones de inmuebles, mucho más cuando están catalogados.

Aunque la protección legal debería ser suficiente para que esta Asociación no se viera obligada a intervenir, Apudepa lanza un grito de alerta al comprobar que el propietario ha logrado, a través de un pronunciamiento de la Comisión Provincial de Patrimonio Cultural (que ya parece una Comisión Provincial contra el Patrimonio Cultural), que la Dirección General de Patrimonio pueda dar el visto bueno a la descatalogación de facto de ambos edificios.

El acuerdo de la Comisión Provincial contra el Patrimonio Cultural ha sido recurrido por esta Asociación ante la Consejera de Educación, Cultura y Deporte. A la vez, se ha solicitado al ayuntamiento que deniegue cualquier autorización de derribo, pues la competencia última en materia urbanística corresponde al consistorio, que debe hacer cumplir su normativa. En todo caso, esta Asociación considera que el hecho de que la Comisión Provincial adopte decisiones contra el patrimonio cultural es un hecho extremadamente grave que aconseja por sí solo proceder a la reforma de dicho órgano.

Apudepa, 16 de marzo de 2017.

FullSizeRender_3

Hoy se ha votado la sentencia de Averly. Apudepa hará que sea el Tribunal Supremo quien tenga la última palabra

Hoy se ha votado la sentencia de Averly. Pero en realidad la sentencia se dictó mucho antes: la dictó Brial, no la justicia, a finales de julio de 2016. El derribo condicionó completamente, en la práctica, la decisión del tribunal. En este caso se nos ha negado la tutela judicial efectiva. Se nos ha negado siquiera la posibilidad de que la justicia pudiera decidir con libertad práctica el fondo del asunto. Se nos ha negado la posibilidad de acceder a la justicia. La sentencia la dictó una empresa y no un tribunal. Es completamente inconcebible que el tribunal declare ahora que Averly, una vez derribado por su decisión de imponer una fianza impagable, debería haberse conservado. Pero Apudepa confía en el Tribunal Supremo y en su sólida jurisprudencia sobre el tema. En Madrid, más alejados de la presión ambiente, no condicionados por sus decisiones anteriores, los tribunales decidirán más libremente. La justicia es ciega (ya lo hemos visto en este caso), pero la confianza de Apudepa en ella, no. Confiamos, no obstante, en que el Supremo hará justicia.

torreón endesa

Apudepa denuncia el derribo del “Edificio Torreón” cuya catalogación solicitada por Apudepa en 2015 está pendiente

NUEVO ATENTADO CONTRA EL PATRIMONIO ARAGONÉS

Apudepa denuncia el derribo del “Edificio Torreón”, sede de Endesa en Zaragoza, cuya catalogación solicitada por Apudepa en 2015 está pendiente

Apudepa ha conocido hoy el derribo del Edificio Torreón, una de las edificaciones industriales de posguerra más destacadas de la ciudad. El edificio, de inspiración neomudéjar, destacaba por el elegante torreón de su esquina y por la distinguida fachada de resonancias clásicas abierta a la Vía Ibérica, que conferían al conjunto un carácter representativo y singular. Las fachadas eran de ladrillo, que en el edificio se combinaba con el hormigón visto en una interesante composición. Ocho grandes huecos verticales de orden industrial componían la parte principal de la fachada, rematada por los respectivos huecos que conforman a su vez una especie de galería evocadora de las tradicionales galerías aragonesas.

Se trataba, tal y como Apudepa apuntó en la solicitud de catalogación, de una “muestra interesante de la arquitectura de las décadas centrales del siglo XX, fuertemente movida por el proceso de búsqueda de un estilo determinado por la tradición arquitectónica propia. Y, a la vez, es también muestra de una determinada apuesta por lograr una armónica fusión entre el moderno uso industrial y la composición tradicional”.

A la vista de los evidentes valores históricos y arquitectónicos del edificio, Apudepa solicitó al Gobierno de Aragón su catalogación en 2015. Recibida una carta del Gobierno mediante la que se solicitaba más información, Apudepa respondió, en el transcurso de una reunión mantenida, que era competencia de la administración, que es la que tiene recursos personales y económicos, el análisis visual e histórico del edificio.

Pese a que la solicitud de catalogación lleva un año pendiente, la Asociación no ha recibido ninguna otra respuesta por parte del Gobierno de Aragón, por lo que el expediente se mantenía vivo. La Asociación puso la situación en conocimiento del Ayuntamiento de Zaragoza y solicitó sin éxito la suspensión de la licencia de derribo. Nada de ello ha impedido el derribo de los cuerpos principales del edificio, lo que constituye un hecho gravísimo.

Apudepa denuncia que, tras los salvajes derribos de Averly y la ermita de Los Palacios, está nueva destrucción pone de manifiesto la absoluta incapacidad del Gobierno de Aragón para garantizar la conservación del patrimonio aragonés y pide la adopción de inmediatas responsabilidades políticas.

26 de agosto de 2016.

ERMITA PALACIOS2

Apudepa denuncia el derribo de la histórica ermita de Los Palacios, en La Almunia

NUEVO ATENTADO CONTRA EL PATRIMONIO ARAGONÉS

Apudepa denuncia el derribo de la ermita de Los Palacios (La Almunia de Doña Godina), de importante valor histórico y artístico, y exige responsabilidades. 

Apudepa denuncia que se ha procedido al salvaje derribo de la ermita de Los Palacios, en el término de La Almunia de Doña Godina, un bello templo de indudable interés histórico y artístico. Se trata de un edificio de origen medieval que contaba con destacados elementos decorativos, como tracerías de claro influjo mudéjar que forman parte de la tradición considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, o pinturas murales y yeserías barrocas.

La Asociación va a investigar si se trataba de un edificio con algún tipo de protección urbanística o patrimonial pero, en todo caso, sus valores históricos y artísticos no han podido pasar desapercibidos.

Aragón no es un país civilizado. Tampoco España. Algo que descubrimos tan vivamente con el derribo de Averly por Brial, la peor agresión sufrida por el patrimonio aragonés en décadas, se confirma hoy con este nuevo y salvaje atentado contra nuestro legado común. Apudepa denuncia la falta de voluntad y capacidad del Departamento de Cultura del Gobierno aragonés para controlar mínimamente lo que ocurre con nuestro patrimonio y exige que se investigue este caso para depurar las responsabilidades que deba asumir tanto quien ha ejecutado el derribo como de las administraciones que no han sido capaces de evitarlo.

22 de agosto de 2016.