DOS MONUMENTOS DE LAS CINCO VILLAS ENTRAN EN LA LISTA ROJA DEL PATRIMONIO DE HISPANIA NOSTRA

La Ermita de San Nicolás de Ceñito en la Val d´Onsella y la Iglesia de Nª Señora del Día y del Sol o de Diasol en Malpica de Arba han entrado a formar parte del listado de patrimonio en peligro que realiza esta prestigiosa asociación

La Ermita de San Nicolás de Ceñito ha sido incluida gracias a las fotos y solicitud enviadas por APUDEPA (Acción Pública Para la Defensa del Patrimonio Aragonés). Localizada en la Val d´Onsella, concretamente en término de Sos del Rey Católico, es una pequeña joya del arte medieval aragonés, con reloj solar, ajedrezado jaqués, crismón románico, arco fajón apuntado y unos misteriosos motivos florales grabados en el interior. Esta ermita fue restaurada por la Asociación Sancho Ramírez en los años 90 pero no ha recibido ningún tipo de mantenimiento desde entonces.

La Ermita se encuentra rodeada por un grupo de pardinas deshabitadas que reciben igualmente el nombre de Ceñito. Las pardinas son un tipo de casas vinculadas a explotaciones agropecuarias típicas del Pirineo y el Pre-Pirineo aragonés. También tienen valor etnográfico y arquitectónico como muestra de los modos de vida tradicionales de la montaña aragonesa.

El otro monumento es la Iglesia de Nª Señora del Día y del Sol o de Diasol de Malpica de Arba (pueblo del municipio de Biota) y la muralla del baluarte o montículo aterrazado donde se asienta. El conjunto tiene elementos desde época romana (un epitafio funerario con inscripción) hasta el siglo XVIII, pasando por la época islámica, arte románico, gótico, renacentista…

La muralla cuenta con un tramo de sillares almohadillados, posiblemente de época califal: uno de los restos de fortificación andalusí más al norte de toda la Península Ibérica. Otra sección de la muralla, ya de época cristiana, se derrumbó a finales de 2019 y todavía no ha sido restaurado, lo que podría hacer peligrar con el tiempo también a la Iglesia de Diasol.

Desde Apudepa exigimos mayor implicación a las administraciones públicas aragonesas: Ayuntamientos de Sos del Rey Católico y Biota y a la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón para que pongan remedio al deterioro de estos conjuntos, especialmente grave el de la iglesia de Ceñito, y realicen labores de mantenimiento antes de que sea demasiado tarde.

LA CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL EBRO DERRIBA VARIAS EDIFICACIONES DE LA GRANJA DE ALMUDÉVAR

El conjunto Bien Catalogado del Patrimonio Aragonés, a solicitud de Apudepa (2017), se encuentra en un estado lamentable por la falta de mantenimiento de la CHE y está incluida en la Lista Roja del Patrimonio de Hispania Nostra

La Confederación Hidrográfica del Ebro derribó la semana pasada las tres edificaciones de la Granja de Almudevar que no estaban catalogadas por patrimonio pero se encontraban dentro del área de protección de la misma. Desde Apudepa lamentamos profundamente estos derribos y la desidia con la que la CHE trata este obra del arquitecto Regino Borobio (1927-1929) y solicitamos la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón que inspeccione si estos derribos han dañado alguno de los edificios catalogados. El Centro Agronómico de Almudévar, más conocido como la Granja, ha sido un importante centro de experimentación agrícola desde 1930 asesorando a los agricultores en nuevas técnicas de cultivo y en métodos de renovación rural. De esta actuación ha sido cómplice el Ayuntamiento de Almudévar que ha dado permiso para este derribo y al que lo único que le ha interesado de este patrimonio son sus terrenos de cultivo. De igual manera, la Dirección General de Cultura y Patrimonio ha tenido que hacer un informe favorable al derribo y si no lo ha hecho es que ha habido una irregularidad en el expediente. Nos resulta extremadamente lamentable la facilidad que se da para el derribo de estos edificios y la negligencia para conseguir el correcto mantenimiento del bien protegido.

El estado del conjunto es estremadamente preocupante pues la falta de conservación y la situación de ruina de los tejados hace que sufra la estructura del edificio. Desde Apudepa mucho nos tememos que esa sea la intención de la Confederación: dejar que los edificios colapsen y derribarlos por completo. Esta es una práctica habitual que permiten, e incluso usan, las diferentes administraciones.

El conjunto de edificios de la Granja está formado por un inmueble principal con planta en U, conformado a su vez por un pabellón central y dos alas laterales que crean una plaza de recepción a la que se llega por una agradable senda arbolada. En la parte trasera de este edificio principal se sitúa un gran patio formado por dicho edificio, una piscina delante y por tres pabellones, dos a los lados y uno en frente. Detrás de este último hay otro pabellón de servicio. Existen, además, algunas edificaciones auxiliares. La finca debe ser comprendida, al menos en su entorno, con todos sus terrenos, propios de la explotación agrícola, así como con su equipamiento y maquinaria. Se trata de una muestra conservada en su integridad de este tipo de centros de renovación agrícola propios de una determinada época, la de los intentos de reorganización interior del territorio mediante el regadío propiciado por el nuevo canal de Almudévar. Es, por ello, un testimonio histórico importante, lo que se suma al indudable valor arquitectónico del conjunto.

Desde Apudepa exigimos a la CHE, Ayuntamiento de Almudevar y a la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón que pongan remedio al deterioro de este conjunto, realicen labores de mantenimiento y un plan de uso acorde con su estructura, función e historia. Esta memoria rural, material e inmaterial, debe de preservarse y no caer en el olvido. No es comprensible que el ayuntamiento de Almudévar no plantee y exija ante las instituciones soluciones posibles.

Conclusiones XVI ENCUENTRO DE ASOCIACIONES EN DEFENSA DEL PATRIMONIO, ZARAGOZA, MAYO 2021

Enlace a documento en pdf

XVI ENCUENTRO DE ASOCIACIONES EN DEFENSA DEL PATRIMONIO, ZARAGOZA, MAYO 2021

ASOCIACIONISMO: PROBLEMÁTICAS Y CONCLUSIONES

1. HACIA UNA UNIÓN O FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES

Las asociaciones y personas especialistas en patrimonio cultural que aquí figuramos tenemos la firme voluntad de constituirnos en una Federación/Unión de asociaciones para comenzar a impulsar relaciones a nivel nacional con los responsables del Ministerio de Cultura, Bellas Artes y Patrimonio, así como con los grupos políticos y el Congreso de Diputados en Madrid y con todos aquellos agentes que consideremos oportuno en defensa de la legítima defensa del patrimonio cultural nacional

La defensa del patrimonio cultural y del paisaje, es una necesidad no puede ser una causa perdida. Dada la situación de cambio climático que sufrimos a este respecto es obligación de nuestras asociaciones tomar conciencia que en ello nos va en buena parte de la supervivencia como especie. Sin lugar a dudas, la conservación del patrimonio puede colaborar al equilibrio medioambiental que necesitamos, sostenibilidad y ecoeficiencia

2. PRINCIPIOS PROGRAMÁTICOS

Todas las asociaciones participantes en este encuentro nos consideramos los ojos del territorio, en defensa del patrimonio y a favor de la ciudadanía. Nuestras asociaciones están formadas por personas de diversos ámbitos y clases sociales, independientes y sin ánimo de lucro y contamos con profesionales multidisciplinarios de larga trayectoria, conocimiento del territorio y experiencia en la defensa del patrimonio cultural demostrada en las veinte ponencias presentadas en el XVI Encuentro de Asociaciones celebrado en Zaragoza, mayo 2021.

Defendemos un posicionamiento ético del patrimonio, a favor del bien común, la comunidad, pues estamos firmemente convencidos de que es lo que representan los bienes culturales; especialmente trabajamos en contra de la especulación urbanística y por tanto a favor de un hábitat digno y en armonía que ayude a elevar la calidad de vida de la Comunidad, en cualquiera de las acepciones del patrimonio. Todo ello visto desde la perspectiva actual de sostenibilidad, medio ambiente y menor huella ecológica dada la perspectiva de cambio y emergencia climática que estamos viviendo. La defensa del patrimonio la vemos en una perspectiva de necesidad y de emergencia, a favor de nuestros hijos y nuestros nietos, como herencia que recibimos y de la que solo somos depositarios, en oposición a una economía centrada en el neoliberalismo a ultranza y en el endeudamiento progresivo.

Es imprescindible una verdadera toma en consideración de las aportaciones de la sociedad civil y de la participación ciudadana, constituidas a veces en Comunidades, a favor del patrimonio cultural, muchas veces en contra de los criterios y silencios de las Administraciones Públicas, colegios profesionales y academias, así como, con frecuencia, de los medios de comunicación. Es unánime el sentimiento de desprecio, el silencio, que a nuestra labor cotidiana sentimos las asociaciones. Para ello, es obligatorio la aplicación de los artículos 23 y 29 de la Constitución Española, sobre la participación y el derecho de petición individual de los ciudadanos y del Convenio Marco de Faro (2005) sobre el “Valor del Patrimonio cultural para la sociedad”, ratificado por España el 18 de diciembre de 2018, donde se subraya “que el objetivo de la conservación del patrimonio cultural y de su uso sostenible es el desarrollo de las personas y la calidad de vida”.

3. EDUCACIÓN

Necesitamos que se modifique la educación en su conjunto, reglada y no reglada, en la que debemos participar todos: los profesionales y la sociedad en general, los grupos locales de patrimonio, de tal forma que se puedan también establecer unos vínculos entre unos y otros, en las denominadas Comunidad de Patrimonio, recogidas en el convenio de Faro. En la educación reglada los estudiantes deberán recibir formación adecuada en temas de urbanismo, tales como los planes generales de ordenación urbana (PGOU) y de patrimonio cultural, incluidos los catálogos. No hay defensa del patrimonio sin una sociedad con unos mínimos conocimientos, a fin de que los habitantes lo vivan en consecuencia lo respalden y lo respeten. La sociedad debe entender el valor del patrimonio como identidad propia, memoria, antigüedad y su valor único y que como tal hay que CONSERVARLO Y MANTENERLO. Todo ello es imprescindible para su adecuado uso y en particular el de la España Vaciada, en parte en proceso de desintegración. Es necesario fomentar una unión general entre profesionales, expertos, amateurs y grupos locales, sin excluir a nadie, en especial teniendo en cuenta el conocimiento y las opiniones de los habitantes del territorio.

Nos reafirmamos en la necesaria profesionalidad perorechazamos cualquier tipo de elitismo sea intelectual, económico, o grupal, porque si en nuestra materia somos conscientes de que el conocimiento profesional es imprescindible también lo es la presencia de los colectivos vecinales que lo hacen posible. La suma de unos y otros nos permitirá hacer frente a una administración oxidada y tantas veces corrupta1. No corren vientos favorables.

4. INMATRICULACIONES

Es necesario recuperar los bienes que la Iglesia católica ha inmatriculado en virtud de la modificación de la Ley Hipotecaria en 1946 y, muy especialmente, de la reforma de Aznar de 1998. Inmatriculaciones inconstitucionales desde 1978, opacas e ilegitimas en todo su período de vigencia: 1946 a 2015.

Sería de interés impulsar un estudio comparativo entre la restauración y la rehabilitación de la arquitectura privada-religiosa y el de la arquitectura pública-civil, desde 1978-2021 porque entendemos que la inversión en la arquitectura religiosa ha ido en detrimento de la arquitectura civil en España, pública y privada.

5. ORDENACIÓN DEL TERRITORIO y URBANISMO

Las asociaciones de patrimonio tenemos mucho que decir y aportar sobre educación, urbanismo, catálogos, ordenación del territorio, paisaje cultural, incluidas las vías pecuarias y los caminos públicos, y sobre la vivienda y los entornos a conservar, tanto de los centros históricos como de los cascos urbanos y rurales, catalogados o sin catalogar.

Deseamos impulsar la toma de conciencia por parte de las asociaciones de patrimonio de participar en los estudios de impacto ambiental (IEA), en defensa del patrimonio material e inmaterial en el paisaje urbano y especialmente el del medio rural, porque están en peligro, como nunca se había visto antes, como consecuencia de la política económica arrolladora del capital acumulado por las grandes corporaciones, granjas agropecuarias y de alimentación, y ahora, especialmente, con las nuevas energías renovables en un paisaje a menudo privilegiado (instalaciones de eólicas y fotovoltaicas sin discriminación, ni estudio, ni guía de buenas prácticas que a priori avale la idoneidad de la actuación).

Denunciamos malas praxis tanto en la destrucción como en la restauración del patrimonio cultural algunas de ellas derivadas de la aplicación de las leyes del suelo y urbanismo (vaciamientos, derribos injustificados, declaraciones de ruina, descatalogaciones, entornos desprotegidos…). Rechazamos derribos arbitrarios y apostamos por una conservación consensuada de la arquitectura histórica, tanto monumental como vernácula, en beneficio de los habitantes estables o visitantes, presentes y futuros. No debemos olvidar que los edificios históricos de uso religioso, especialmente en el medio rural, están en su inmensa mayoría inmatriculados y abandonados por quienes se arrogan su titularidad.

No se puede demorar la asunción de la tutela del legado histórico urbano y rural de manera decidida, de forma que su protección sea burlada continuamente a través de la gestión urbanística municipal.

6. ESPAÑA VACIADA.

Las asociaciones miramos con preocupación hacia la España Vaciada, la previsión de la desaparición práctica de muchos de los pueblos y por tanto, de no evitarse, también de su patrimonio. Y nos preguntamos ¿cómo lo abordamos y qué podemos aportar?

La deficiente ordenación del territorio y de un urbanismo arbitrario con nuestros edificios históricos, ha conllevado, o está conllevando, a que una buena parte del país pueda ser expoliado, como ya lo está siendo a base de robos, ruinas y demás actuaciones contrarias al medio ambiente y a la cultura. En la medida que nos sea posible, las asociaciones de patrimonio debemos de ser sensibles y participar en nuevas temáticas: Estudios de Impacto ambiental (IEA), de Medio ambiente y patrimonio.

En la medida que nos sea posible, las asociaciones de patrimonio debemos de ser sensibles y participar en nuevas temáticas: Estudios de Impacto ambiental (IEA), de Medio ambiente y patrimonio.

Cabe también impulsar y exigir algunos protocolos para defensa de estos territorios a través de la elaboración de mapas de riesgo, guías de buenas prácticas y la presencia de agentes de patrimonio cultural y de la guardia civil.

7. CATÁLOGOS

Los catálogos de patrimonio cultural son ejemplo de la deficiente conexión entre la legislación urbanística, con sus catálogos municipales incluidos en los PGOUs2, y los catálogos propios de la legislación sobre patrimonio vinculados a las Direcciones Generales de Patrimonio, del que procede el denominado Censo del Patrimonio Cultural, o término similar según Comunidades. Urge que la población tenga una formación básica en planeamiento y catálogos y pueda colaborar en ellos. Las Comunidades de Patrimonio son excelente medio para este fin.

El primer deber básico en patrimonio es el de MANTENIMIENTO. El Catálogo sobre patrimonio de los PGOUs constituye no sólo un registro informativo que debiera ser público, y no lo es en ocasiones, sino también un instrumento del planeamiento que no dé la espalda a la legislación nacional y autonómica. Es imprescindible el establecimiento de un marco legal para el patrimonio urbano y rural que se caracterice por las buenas prácticas en conservación y mantenimiento y por la condena del abandono planeado o negligente. En las rehabilitaciones en ningún caso debería autorizarse al vaciamiento de los edificios.

Los catálogos están relacionados con el poder ejecutivo, las administraciones. En la práctica, los catálogos son refugio del manoseo y de la manipulación de los bienes inmuebles. Parar de una vez por todas los derribos y las ruinas es básico para entender esta situación de penuria en defensa del patrimonio. En ello está una de las claves de la situación de los centros históricos, de los bienes catalogados o sin catalogar, en el medio urbano y el medio rural, lo que nos lleva al problema del acoso que sufre los inmuebles – especialmente la vivienda en general-, y la histórica y vernácula, o popular, en concreto. En consecuencia, vemos con dolor el papel de la administración a la hora de proteger el patrimonio de todos pues en la práctica abunda la desprotección, urbanismo de los ayuntamientos (el papel de los arquitectos municipales, desconocen el valor de patrimonio por falta de formación y a veces también de conocimientos) y de las direcciones generales de patrimonio de las comunidades autónomas. Avergüenza en muchos casos lo que podría considerarse, demasiadas veces, una corrupción sistémica (que lo vemos en los juzgados) y el expolio institucionalizado. En esa línea, cabe citar el titular de Javier Rufino, Fiscal de Medio ambiente y Patrimonio de Sevilla, ABC 16 de agosto del 2020: «Con estas leyes sale barato dañar y expoliar el patrimonio histórico»3. En conclusión, desde el punto de vista de la sostenibilidad debemos de pasar de la arquitectura monumental a la defensa de la arquitectura en general, a la conservación en general, como sistema de sostenibilidad de futuro4.

Reivindicamos la importancia de conservar los edificios vinculados a personalidades señeras de nuestras artes, ciencias y letras, porque seguimos viendo con estupor cómo se arruinan o no se reconocen como edificios protegidos la vivienda unifamiliar de Santiago Ramón y Cajal en el Retiro madrileño, recientemente trasformada en un residencia de apartamentos de lujo; villa Velintonia, la casa de la Poesía, de Vicente Aleixandre, premios Nobel de Medicina y de Literatura, respectivamente, a pesar, incluso, en el caso de Aleixandre de los ímprobos escuerzos de las Asociaciones que lleva su nombre. En Aragón reivindicamos la vivienda donde nació Baltasar Gracián, en Belmonte de Gracián, 1601, a la venta, sin que ninguna institución se haga cargo de ella. Incluimos la solicitud de BICN (Bien de Interés Cultural Nacional) de la Escuela Industrial de Barcelona, recinto de cuatro manzanas del ensanche de la ciudad, testigo de la vida educativa y de amalgama de edificios de nueve arquitectos de renombre con edificios singulares en cien años de vida y existencia. Así mismo, apoyamos el texto de 2021 a favor del XIX día regional del Patrimonio, “Por la autenticidad e integridad de El Bosque de Béjar”. Dichos textos los ponemos a disposición de los medios de comunicación.

En lo que se refiere al reciente caso destapado del retrato del marqués de Villanueva del Duero, de Francisco de Goya, manifestamos nuestra total censura y repulsa a la actuación de todos los organismos oficiales, encargados de la vigilancia del patrimonio español: Comunidad de Madrid, Ministerio de Cultura y, el más grave, Museo del Prado, por la dejación de sus funciones. Ninguno cumplió con su obligación de iniciar un expediente de catalogación como Bien de Interés Cultural para una obra de tal relevancia. Igualmente, rechazamos el papel de asesoramiento de la casa de subastas Sotheby’s aconsejando que se ocultara el valor artístico de la obra.

8. REHABILITACIÓN DE LA VIVIENDA.

Nuestras asociaciones deberíamos estar atentas a las aportaciones económicas del Consejo de Europa pues estamos entrando en un periodo de rehabilitación masivo a favor de la rehabilitación de la vivienda para adaptarse a los parámetros de las nuevas energías y sostenibilidad, según programa de las Naciones Unidas de Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS 2030. Ahora bien, no conocemos que se tenga en cuenta específicamente a la arquitectura histórica lo que puede conllevar, en parte, a una destrucción masiva de los valores intrínsecos de la misma.

Es necesario impulsar la coordinación de la legislación vigente a favor de la conservación, restauración y rehabilitación del patrimonio: leyes de Patrimonio Cultural; Urbanismo; Suelo; Vivienda; Vivienda y Rehabilitación y de Ordenación del Territorio. También el Código Técnico de la Edificación (CTE) tiene que ser compatible con la conservación del patrimonio.

9. LEGISLACIÓN

Observamos un gravísimo y reiterado incumplimiento de la legislación de patrimonio cultural (legislación internacional, nacional, autonómica y local), del procedimiento administrativo y de las medidas jurídicas y judiciales por parte de las Administraciones Públicas en todos los niveles. Esto significa el abuso de las prerrogativas administrativas sobre las asociaciones de patrimonio.

La consecuencia del silencio administrativo como respuesta es que es “desestimatorio” y supone que, en la práctica, deja sin la posibilidad de contra argumentar y defender nuestras pretensiones. Al cerrar la puerta a esta posibilidad, solo queda iniciar un procedimiento contencioso administrativo, proceso muy lento, caro y muy penoso para cualquier asociación de nuestras características, fundamentadas en el trabajo voluntario y altruista de sus socios. En definitiva, se produce una gran inseguridad jurídica provocada por las decisiones administrativas en las que se evidencia una falta de control y de impunidad.

Es urgente la reforma de las leyes de patrimonio cultural, tanto la nacional como las autonómicas, para que contemplen las normas internacionales y europeas, en particular convenciones, directivas, cartas y otros instrumentos que España ha ratificado y que deben informar el contenido general de leyes de patrimonio.

Del mismo modo, es imprescindible que incorporen los tipos de patrimonio olvidados (industrial, etnográfico, paisaje, inmaterial, mueble, caminos y vías pecuarias…).

Como referencia de los desmanes urbanísticos, citaremos el INFORME HAUKEN, 2009, Consejo de Europa, sobre los terribles abusos urbanísticos que han tenido lugar en España. El tema ya tendría que haber sido motivo de debate nacional hace 12 años, con la crisis desatada 2008, reflejo del mal gobierno consolidado. Nada de ello se hizo, seguimos en ese mismo sistema, y arrecian tempestades.

Deben incorporarse y llevarse a la práctica a nivel del estado los convenios europeos, de obligado cumplimiento: Granada (1985-1989), Valeta (1992-2011), Florencia (2000-2008) y Faro (2005-2019), sobre arquitectura, arqueología, paisaje y sociedad, respectivamente, de obligado cumplimiento en España, que todos conocemos pero su práctica debemos exigirla a la administración en apoyo a nuestras reivindicaciones5. Es una realidad que ni se cumplen los convenios marcos europeos ni tampoco se aplica el concepto de Conservación Integrada recogido en el Convenio para la Salvaguardia del Patrimonio Arquitectónico, Granada 1985 (1989, ratificado por España) y ya definido desde 1975 en la Carta Europea del Patrimonio Arquitectónico.

Una vez enumerado los convenios, informes, cartas de nivel europeo, a nivel nacional a día de hoy contamos con una herramienta más cercana a la sociedad. “El informe técnico de edificios”, también conocido como ITE, es un documento oficial que expide un Profesional Técnico titulado y colegiado con el fin de conocer el estado de conservación de un inmueble de tipo Residencial o de Bloque de Viviendas.

Se realiza con fines de seguridad,  para esto, tenemos que acudir a la normativa estatal, LEY 8/2013 del 26 de junio. Esta normativa  hace referencia a la rehabilitación, regeneración y renovación urbana. Dicha ley establece  los siguientes casos, algunos de ellos obligatorios a la hora de realizar una inspección técnica de edificios, la cual es plasmada en un Informe Técnico de Edificios. En el caso de edificios que tengan una antigüedad superior a los 50 años la Inspección Técnica de Edificioses obligatoria para conocer en qué estado se encuentra el edificio y si será necesario hacer alguna intervención sobre el mismo. Se debe cumplir en todos los edificios y a partir de la primera Inspección Técnica cada 5 años se puede llevar un control de su antigüedad. En este Informe el técnico describe y certifica el estado de conservación, la situación constructiva, patologías, lesiones y las instalaciones de un edificio, entre otras cuestiones, es decir su estado general.

En este documento, también se describe y recoge toda la información relativa al inmueble e introduce un apartado sobre el comportamiento energético para poder mejorar este aspecto y su finalidad es conocer el estado de conservación de un inmueble de tipo residencial.

En CONCLUSIÓN, esta herramienta con la que contamos se debe realizar y hacer cumplir en toda la geografía del conjunto de España como instrumento de mantenimiento, prevención, vigilancia y mapeo del parque construido existente.

10. COMPOSICIÓN DE LA COMISIÓN DE PATRIMONIO

Es imprescindible una reforma profunda de las Comisiones Provinciales de Patrimonio tanto en las direcciones generales como en urbanismo de los ayuntamientos. Faltan en su composición más técnicos especialistas con formación (historia del arte, historia general, arqueología, conservación, restauración, rehabilitación, patologías edificatorias…) y no deberían formar parte de ellas los cargos de designación política, ni personal designado por la administración sin formación específica. Es decir, hace falta una profesionalización e independencia a ultranza de los miembros de la Comisión, sin que la administración pueda contar con la mayoría de los componentes.

11. DELITOS CONTRA EL PATRIMONIO

Necesitamos la reforma del Código Penal, en tanto que los delitos contra el patrimonio son tipificados como actos vandálicos y no son perseguidos legalmente al asignarles una categoría que impide una sanción penal.

12. PROFESIONALES TITULADOS Y FORMACIÓN ARTESANAL

Observamos a menudo malas praxis tanto en la intervención de bienes inmuebles como muebles, algunas de ellas derivadas de la aplicación de las leyes del suelo y urbanismo (ITES incompletas, derribos injustificados, declaraciones de ruina, descatalogaciones, entornos desprotegidos…) y otras por falta de formación específica e intervenciones no profesionales.

Hay necesidad de profesionalizar las actuaciones relacionadas con el patrimonio tanto en los informes de expertos como en la conservación y restauración. La presencia de equipos interdisciplinares debería ser obligatoria en todas las instituciones y organismos encargados de la gestión y protección de bienes culturales de valor histórico-artístico, así como en todos aquellos planes o programas que afecten a los mismos.

Es ineludible la recuperación de los oficios artesanales. Como referencia citaremos el Centro de Oficios del Ayuntamiento de León, excelente referente, y como ejemplo su actividad en Valcavado sobre carpintería de armar.

Citaremos el Premio Rafael Manzano de Nueva Arquitectura Tradicional que tiene como fin promoverla en España y Portugal, como referente de probada validez para la arquitectura de nuestro tiempo, tanto en la restauración de monumentos y conjuntos urbanos de valor histórico artístico como en la realización de obras de nueva planta que, basadas en las tradiciones locales, sean capaces de integrarse armónicamente en dichos conjuntos.

13. MECENAZGO Y MICROMECENAZGO

El mecenazgo en España se encuentra casi circunscrito a las posibilidades que ofrece la Ley de Mecenazgo actualmente en vigor, fundamentalmente centradas en beneficios fiscales, y utilizadas en mayor medida por grandes corporaciones y grandes patrimonios privados. Esta realidad limita las posibilidades de la participación ciudadana, hecho que se añade a la ausencia de cultura de mecenazgo en nuestro país. Resulta una necesidad perentoria aplicar fórmulas de mecenazgo para la puesta en valor y recuperación del patrimonio cultural. Ejemplos existen tanto en el ámbito anglosajón (Gran Bretaña y Estados Unidos) como continental (Francia e Italia), que pueden mostrar algunos de los caminos que se podrían adaptar para el caso español.

Un instrumento que se ha demostrado exitoso para facilitar la participación ciudadana en el cuidado del patrimonio es el micromecenazgo. Su fórmula flexible permite articular muy diversos grados de contribución y participación, y sus posibilidades de desarrollo en España son infinitas. Esto resulta especialmente notorio a la hora de desarrollar proyectos específicos en ámbito rural. Las asociaciones pueden desempeñar un papel importante a la hora de identificar tales proyectos. Las experiencias que se han desarrollado recientemente en España han tenido resultados positivos, y esto no hace sino confirmar las posibilidades de desarrollo de dicho instrumento de forma masiva.

14. RECURSO ECONÓMICO

Es indudable que el patrimonio cultural es un recurso económico generador de riqueza y de mejores condiciones de vida y, muy especialmente en el medio rural. Ahora bien, si bien su gestión debe ser rentable también debe tener presente la importancia, protagonismo y beneficio para sus habitantes. El patrimonio es un recurso rentable y así debe ser percibido por la población rural y ello permitiría su gestión sostenible por ser ella la primera beneficiaria.

La iniciativa privada es fundamental a la hora de tratar la conservación y el futuro del patrimonio. Resulta evidente que las administraciones públicas no tienen capacidad suficiente para el cuidado y mantenimiento del ingente patrimonio artístico del país, por razones presupuestarias o criterios muchas veces propios a la dinámica e inercia de funcionamiento de dichas administraciones.

El futuro del patrimonio en España debe ir de la mano de la participación activa de agentes privados; asociaciones y foros ciudadanos, pero también proyectos basados en la gestión rentable y respetuosa del patrimonio. Ejemplos exitosos hay sobrados en países de nuestro entorno y de importante riqueza patrimonial. Tales modelos de tipo mixto, en las que frecuentemente se desarrolla la colaboración público-privada, deben ser orientativos a la hora de promover una intervención en el patrimonio para convertirlo en un recurso económico, especialmente en zonas deprimidas de la España rural, en las que deben actuar como vectores de desarrollo. El discurso político vigente y la futura dotación de importantes partidas presupuestarias para proyectos de desarrollo en tales ámbitos indican que este es el momento propicio para dichas iniciativas.

15. PRENSA

Constatamos también una difícil relación de las asociaciones que representamos con los medios de comunicación por cuanto, a menudo, ignoran cualquier planteamiento de la sociedad civil. Es unánime entre las asociaciones el sentimiento de ninguneo de los medios nacionales y regionales a nuestras peticiones, noticias y denuncias y la realidad es que nuestras aportaciones y reivindicaciones no salen en la prensa de mayor difusión, pero sí sale en los medios alternativos y en las redes sociales como Instagram, twitter, face book, y televisiones autonómicas en algunas comunidades.

16. PARQUES EÓLICOS

Asistimos impávidos a una expansión y redacción salvaje de proyectos de implantación de parques eólicos proyectados sin planificación alguna, sin informes ambientales independientes (solo los aportados por las propias empresas constructoras), sin la participación de la sociedad civil y los vecinos afectados, dando lugar a una opacidad absoluta en los procesos licitatorios y de adjudicación, a un incumplimiento fragrante de las leyes patrimoniales, ambientales y de ordenación territorial, en definitiva, a una corrupción administrativa sin precedentes y una burbuja especulativa a la que han colocado etiquetas como “energía verde” “sostenible” “creación de puestos de trabajo” “futuro para el mundo rural”, palabras sometidas a un abuso y manoseo nauseabundo, con las que los políticos y las administraciones públicas pretenden dotar de una pretendida legitimidad lo injustificable.

Nos encontramos con proyectos ya aprobados ante los que de nuevo la única opción es ir al procedimiento contencioso administrativo.

Mayo, 2021

Asociaciones y entidades representadas en el XVI Encuentro de Asociaciones de Zaragoza, mayo 2021.

Ámbito Nacional:

– ARCOVE. Asociación para la Restauración-Conservación de Vidrieras de

España;

-Coordinadora Recuperando;

-Observatorio Ciudadano para la Conservación del Patrimonio de la Sierra de Guadarrama (Madrid);

Andalucía:

-Amigos de la Alcazaba de Almería;

-AHRO, Asociación Histórica Retiro Obrero, Sevilla;

-Asociación Ben Baso, Sevilla;

– Amigos de la Alcazaba de Almería;

-ADEPA. Asociación para la Defensa del Patrimonio Histórico de Andalucía;

– Málaga Rec

Aragón:

-APUDEPA, Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio aragonés,

-Asociación Amigos del Serrablo (Huesca);

– AZAFT, Asociación de Zaragoza de Ferrocarril y tranvías

Illes Balears

– ARCA, Asociación para la Revitalización de los Centros Antiguos de Illes Balears,

Castilla-La Mancha

Asociación Cultural Venta de Borondo y Patrimonio Manchego;

Castilla y León:

-Federación por el Patrimonio de Castilla y León;

– Amigos del Patrimonio de Segovia;

Cataluña:

-Sos Monuments

Comunidad de Madrid:

-Sociedad Caminera del Real del Manzanares;

Valencia:

-Círculo por la Defensa del Patrimonio, Valencia;

Otros, a título individual:

-Observatorio del Patrimonio Español,

-Patrimonio Industrial Arquitectónico,

-Arte en Ruinas (Extremadura) y

– @casadepueblo (Aragón)

Zaragoza concentración Recuperando

MANIFIESTO 22 DE JUNIO

Recuperando nuestro patrimonio público

Gracias a la tenacidad del movimiento ciudadano patrimonialista, hoy sabemos que la Iglesia católica ha privatizado casi 35.000 bienes desde 1998, buena parte de ellos pertenecientes al incalculable legado cultural construido y sostenido desde tiempo inmemorial por los pueblos y las instituciones públicas. Pero la cifra puede triplicarse si se incluyen en el listado todos los bienes inmatriculados desde 1946 en virtud del artículo 206 de la Ley Hipotecaria, que otorgaba a la Iglesia católica un privilegio claramente inconstitucional.

La publicación parcial del listado de bienes inmatriculados el pasado febrero es un éxito sin paliativos del movimiento ciudadano. Pero es un éxito insuficiente. El Gobierno presuntamente más progresista de la historia ha incumplido su compromiso programático y ha dado carpetazo a este escándalo monumental legitimando la apropiación eclesiástica de decenas de miles de edificios, fincas, plazas, cementerios y monumentos que forman parte de nuestra historia común.

Conviene recordar hoy las palabras del presidente Sánchez en su solemne discurso de investidura ante nada menos que la sede de la voluntad popular: “El Gobierno realizará las modificaciones legislativas oportunas para facilitar la recuperación de los bienes que hayan sido inmatriculados indebidamente por la Iglesia”. Ha transcurrido año y medio desde entonces y el Ejecutivo no solo no ha movido un dedo para anular las inmatriculaciones ilegítimas sino que, de forma clandestina y absolutamente opaca, ha acordado con la jerarquía católica amnistiar el inmenso expolio patrimonial.

En todo este tiempo, el Gobierno no ha tenido ni siquiera el decoro de recibir a Recuperando u otras organizaciones patrimonialistas para escuchar sus argumentos. Y lo que es peor: ha dejado en manos de ayuntamientos y particulares la eventual reclamación ante los tribunales de lo que a todas luces es una cuestión de Estado. Es preciso subrayar que nuestra reivindicación no es un asunto de carácter religioso sino estrictamente patrimonial.

Hoy, a iniciativa de la Coordinadora Recuperando, nos convocamos aquí y en otras 16 ciudades de 9 comunidades autónomas para recordarle a nuestro Gobierno sus compromisos ante el Congreso de los Diputados. Y para decirle que no vamos a tirar la toalla. Y que vamos a seguir reclamando una solución global y justa que devuelva al dominio público lo que ha sido históricamente de todas y de todos.

Recuperando nuestro patrimonio publico

CONVOCATORIA


Asunto: Actos simbólicos de denuncia del incumplimiento del
Gobierno en recuperar los bienes inmatriculados por la Iglesia.


Lema: Recuperando nuestro patrimonio público.


Convoca: Coordinadora Recuperando (30 colectivos ciudadanos)


Día: Martes 22 de junio de 2021.


Albacete. Frente a la Catedral. Plaza Virgen de los Llanos. 20.00h
Cáceres. Plaza de Santa María. 12.00h
Córdoba. Puerta del Puente. 20.00h
Granada. Plaza Nueva. 20.00h
Jerez. Torre del Reloj (Plaza Plateros) 20.00h
León. Plaza de la Catedral. 19.00h
Murcia. Plaza del Cardenal Belluga. 19.00
Oviedo. Explanada frente a San Julián de los Prados. 19.00h
Palencia. Plaza de San Francisco. 20.00h
Pamplona. Palacio Episcopal. 19.00h.
Santander. Plaza de la Catedral. 19.00h
Sevilla. Plaza Virgen de los Reyes. 20.00h
Sant Boi de Llobregat. Plaza del Ayuntamiento. 19.30h
Valencia. Plaza del Micalet. 12.00h
Valladolid. Plaza de la Universidad. 19.00h
Zaragoza. Plaza de la Seo. 19.00h


Contacto: Andrés Valentín (630 08 01 01)