El pasado lunes el Consejo Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza concedió permiso de derribo de dos inmuebles de finales del XVIII o principios del XIX en el Coso y Jaime I continuando con su política de destrucción del Conjunto Histórico de la ciudad de Zaragoza

Desde APUDEPA vemos con absoluta estupefacción e indignación el continuo derribo de la arquitectura tradicional zaragozana. No hay Consejo Municipal de Urbanismo que no acabe con el derribo de alguna vivienda del Conjunto Histórico, parcela de algún barrio, torre o casa tradicional de barrio rural o algún edificio de interés del siglo XX. El lunes pasado le tocó el turno a tres edificios de interés, dos de la época de los Sitios (Coso 65 y Jaime I 3) y otro de mediados del siglo XX (Av. Goya 91).

Es de resaltar la connivencia de la Comisión Provincial de Patrimonio en el derribo de los dos edificios del Conjunto Histórico. Dicha Comisión ha avalado los derribos con las únicas obligaciones de hacer las pertinentes excavaciones arqueológicas, mantener unas forjas, y reutilizar las tejas de los edificos demolidos. No podemos más que considerar estas prescripciones como ridículas. En pocos años esta Comisión no tendrá razón de ser en Zaragoza pues ya habrá avalado el derribo de toda arquitectura del Conjunto Histórico.

Es de señalar que el edificio del Coso 65 se encuentra en el recorrido de la antigua muralla romana de Caesaraugusta con lo que es seguro que se encontrarán con ella, como ya pasó en el derribo y construcción del edificio anexo del Coso 61-63 de cuyos hallazgos desconocemos su final.

APUDEPA consideramos estos derribos inadmisibles y una pérdida del patrimonio cultural de todo el pueblo zaragozano. Seguimos exigiendo la actualización del catálogo de patrimonio arquitectónico de Zaragoza puesto que es una herramienta desfasada, incompleta y llena de carencias que deja via libre al concejal de turno a plegarse a los deseos de las empresas constructoras.