OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Apudepa denuncia que el ayuntamiento de La Almolda pretende derribar la histórica y catalogada casa de los Grasa

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Apudepa denuncia que el ayuntamiento de La Almolda quiere derribar una casa histórica y catalogada

La Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés, Apudepa, denuncia que el ayuntamiento de La Almolda pretende derribar la casona de los Grasa, una edificación histórica que está catalogada por su interés arquitectónico en el documento de adaptación del Plan General de Ordenación Urbana de La Almolda.

Se trata de uno de los edificios considerados más antiguos de la localidad y perteneció a una de sus familias infanzonas. Posee un importante escudo de alabastro que atestigua su importancia solariega. En el documento de adaptación del Plan General de Ordenación Urbana de La Almolda aprobada en 2009 la casa tiene un grado de protección elevado (estructural). El documento, además, consigna que su estado de conservación es “bueno”.

Por todo ello ha causado estupor en esta Asociación que el ayuntamiento pretenda ahora su derribo, cuando se trata de un edificio muy interesante que pone en relación la arquitectura popular con los modelos palaciegos urbanos.

Apudepa ha puesto la situación en conocimiento de la Dirección General de Cultura y Patrimonio, a la que ha solicitado que proteja efectivamente el bien. Es una barbaridad que una Comunidad conserve únicamente la gran arquitectura palaciega y religiosa. El patrimonio cultural es algo mucho más amplio y desde luego comprende ejemplos tan vistosos e interesantes de la arquitectura rural como este. También se ha solicitado al alcalde de La Almolda.

Apudepa espera que no se consume este atentado contra el patrimonio de La Almolda.

Apudepa, 5 de abril de 2017.

PGU2
_carderera_4a8a65bb

Sijena: herida de guerra y conflicto cultural, no nacional

La sala capitular de Sijena representada en su esplendor (parcialmente recuperable) por Valentín Carderera.

Son suficientemente conocidos los antecedentes del conflicto de los bienes de Sijena, por lo que nos permitiremos obviarlos aquí en aras de la concisión. Finalmente, los tribunales han considerado que las ventas de los bienes realizadas en los años 80 y 90 fueron nulas de pleno derecho y que, en consecuencia, los objetos deben ser reintegrados a su lugar de origen, el Real Monasterio de Santa María de Sijena, que desde 1923 es Monumento Nacional y, por tanto, un conjunto cultural unitario, indivisible, y legalmente protegido. El 25 de julio las obras tristemente sacadas de su contexto histórico y artístico tendrán que haber regresado al lugar del que nunca debieron salir.

Leer más