Venimos haciendo seguimiento desde hace más de un año de la problemática que presenta la Plaza Monumental de Chodes, una bella creación declarada que es Monumento Nacional desde 2002 por su indudable valor arquitectónico, urbanístico y patrimonial que se ve amenazada por un ilógico tránsito de camiones de gran formato.

señal

Ya informamos y reclamamos el pasado año acciones a la administración ante el cambio de señales de tráfico que permitían una subida del gálibo (de 3,50 a 3,80 metros de limitación). Ahora constatamos y denunciamos que  se ha eliminado una de las señales que limitaban la altura en la carretera de acceso a la plaza, por lo que suponemos el paso queda libre de limitaciones. La Plaza de España de Chodes es un Conjunto Histórico, sujeto a un marco legal que ampara su preservación y esta asociación entiende que esa labor no se está llevando a cabo desde las administraciones responsables, que han sido reiteradamente informadas de lo que allí sucede y de los daños producidos. No solo no se toman medidas para solucionar la problemática, sino que en nuestra opinión se está amparando un comportamiento que es pernicioso para el Bien en cuestión.

Para el que no conozca el lugar, aconsejamos visitar esta bella plaza del siglo XVII, pequeña perla barroca depositada en el Valle del Jalón que debería ser considerada orgullo y símbolo del lugar en vez de ser puesta constantemente en peligro. La plaza, de planta poligonal asemejando un círculo delimitado por 24 viviendas con dos arcos de entrada, constituye un importante ejemplo del urbanismo barroco pero soporta, contra toda lógica, un fluido tránsito de camiones que han de atravesar sus dos arcos para continuar su marcha.

Chodes. Foto Ortubia, 3

Es esperpéntico observar como estos camiones de grandes tonelajes atraviesan los arcos (que no solo actúan como entrada o salida del recinto, sino como base para la planta alta de una vivienda y el propio edificio del consistorio) con total impunidad, destrozando el intradós de los mismos una y otra vez. Nos consta que se han reparado ya en varias ocasiones pero vuelven a producirse desperfectos, por otra parte lógicos si se permite el paso indiscriminado de vehículos de grandes dimensiones.

Hemos pedido explicaciones a la administración sobre la retirada de la señalética limitadora, hemos expresado nuestras dudas sobre la falta de los informes pertinentes por parte de la Comisión de Patrimonio y nos reiteramos en la búsqeda de modelos alternativos en los que la economía agraria conviva con la pervivencia del patrimonio como una unidad, en una simbiosis que permita al territorio no urbano revalorizarse y reforzarse frente a una estructura en la que cada vez más predominan los grandes núcleos o ciudades.

arcos entrada chodes 2016 4