Captura de pantalla 2016-05-14 a las 1.01.01

Buena parte del texto está tomado de la solicitud de Apudepa para la declaración de la Harinera del Ebro como Bien de Interés Cultural. Imágenes tomadas del informe técnico realizado por la profesora Pilar Biel Ibáñez. 

La Harinera del Ebro, en el Barrio Rural zaragozano de Casetas, era uno de los máximos exponentes de la arquitectura industrial conservada de las primeras décadas del siglo XX en Zaragoza. Se componía de un conjunto de edificaciones de entre las cuales destacan los cuerpos con una arquitectura relacionada con la obra de Miguel Ángel Navarro. El resto de edificios que conforman el conjunto industrial informaban también sobre las características de la arquitectura industrial del siglo XX. La unidad del conjunto poseía valores arquitectónicos y urbanos que aconsejaban su declaración como Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento o de Conjunto Histórico.

Pese a que la Harinera estaba catalogada por el Plan General de Ordenación Urbana de Zaragoza, y pese a que Apudepa solicitó a la Diputación General de Aragón la declaración del conjunto como Bien de Interés Cultural y la suspensión de toda obra (noticia en El Periódico de Aragón), en 2007 fue derribada buena parte de la edificación industrial y desmantelada la maquinaria interior. Se conserva en la actualidad el cuerpo central, aunque en estado de abandono.

 Captura de pantalla 2016-05-14 a las 1.01.15