Fotografías remitidas a Apudepa. Parte del texto está tomado de la solicitud de catalogación de Apudepa. 

La ermita de Santa María de Torrn. en el lugar de Santorens, municipio de Sopeira, es un interesante templo de origen románico, característico de los pequeños núcleos de población del Pirineo, y concretamente ribagorzanos. Se trata de un templo románico, del siglo XII, de reducidas dimensiones y situado en un paraje natural de considerable belleza. Presenta un indudable interés histórico, artístico, arquitectónico, constructivo, paisajístico y, en general, cultural.

El templo posee una plata rectangular rematada en un pequeño ábside que se abre al exterior mediante un pequeño hueco abocinado en arco de medio punto. Su fábrica es de sillar o sillarejo de buena factura. Se cubre el espacio, de proporciones acusadamente verticales, con bóveda de cañón. Eledificio se remata con cubierta a dos aguas.

El edificio sufre importantes problemas de conservación que se han agravado en los últimos años y que conviene subsanar con urgencia.

El 20 de febrero de 2010, después de conocer que el abandono de la ermita estaba generando un progresivo deterioro, Apudepa presentó dos escritos ante la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Diputación General de Aragón. Una solicitud para la declaración de la ermita como Bien de Interés Cultural y, subsidiariamente, como Bien Catalogado o Bien Inventariado, y una solicitud de mantenimiento para evitar el deterioro.

Lamentablemente, la Diputación General de Aragón rechazó la solicitud de Apudepa, pese a reconocer el interés del Bien, y aconsejó, incoherentemente, su protección municipal, parece que desconociendo (como tantas otras veces), que la catalogación municipal como Monumento de Interés Local, por ejemplo, conlleva un mayor grado de protección que la de Bien Inventariado, y que toda catalogación urbanística es complementaria.

(Víctor Guíu publicó este post sobre las vicisitudes en el proceso de [no] catalogación de la ermita).