IMG_8434

Apudepa pide al Ayuntamiento de Zaragoza la catalogación de las primeras casas de la avenida Cataluña

Fotografías Apudepa.

Apudepa ha solicitado al ayuntamiento de Zaragoza y al Gobierno de Aragón la incoación de los expedientes correspondientes para la protección y conservación de los edificios sitos en los números 260, 262, 264 y 268 de la avenida de Cataluña de Zaragoza, así como de cuantos otros puedan reputarse de interés en la manzana. Las razones para la catalogación solicitada se explican en las solicitudes presentadas:

En la avenida de Cataluña existe actualmente un conjunto de casas de notable interés arquitectónico, constructivo e histórico. Se trata de edificios probablemente vinculados a alguna de las industrias de la zona. Son inmuebles que ayudarán a comprender en el futuro la implantación suburbial en la primera Zaragoza industrial. Por ello, por la calidad constructiva y arquitectónica y por constituir testimonios importantes de la deuda de la primera arquitectura industrial con los sistemas populares, se trata de edificios dignos de protección.

El inmueble sito en el número 264 es quizá el más interesante, pues mezcla de manera exquisita el uso de materiales y sistemas populares (muro de adobes sobre piedra de yeso en el primer piso para evitar las humedades) con la seriación industrial y el refuerzo en esquinas y cercos de los huecos mediante ladrillo y una composición con cierta voluntad representativa. Se trata de una arquitectura propia de finales del siglo XIX que en Zaragoza, puede relacionarse incluso con viviendas como la de Averly, excepcional fundición vilmente destruida en gran parte con la bendición del Gobierno de Aragón y del Ayuntamiento de Zaragoza. La planta baja, muy modificada, muestra hoy una puerta grande para vehículos y una lateral de acceso a la vivienda. La planta primera, que enfatiza su carácter de planta noble, se abre mediante tres huecos que protagonizan la composición del edificio, rematados por una cornisa curva. La planta bajo cubierta se abre mediante tres pequeños huecos alineados a los anteriores. Un alero de ladrillo remata la fachada. Se da en esta construcción el mismo hueco bicromático (ladrillo rojo-revoco pálido) que en otras construcciones industriales de la ciudad. El edificio ya existía en 1892, pues aparece señalado en el plano del término municipal de Dionisio Casañal de esa fecha como “Casa de M. Gracia”. Aunque no conocemos más datos al respecto para formular hipótesis sólidas, podemos señalar que Mariano Gracia Albacar fue un notable zaragozano que, además de otras cosas, era descendiente de una “dinastía de expertos alarifes”, de los que según Valenzuela “aprendió su entrañable amor a nuestra ciudad, su afición a las artes constructivas y sus conocimientos que le sirvieron para desempeñar hábilmente, durante muchos años su profesión de delineante en las oficinas del Canal Imperial” (Valenzuela la Rosa, José. Algunos hombres que yo he conocido… Zaragoza: Publicaciones de La Cadiera, 1957. Página 27).

El inmueble sito en el número 262, más sencillo, comparte características constructivas y, además, conserva la planta baja en su estado original, Posee una única planta con tres huecos, de los que el central es más largo. Los tres huecos se corresponden con tres puertas en planta baja.

El inmueble sito en el número 260, un conjunto de dos viviendas, comparte algunas características aunque parece algo posterior. De la misma manera el número 268, algo retirado respecto de la línea de la calle. En conjunto, conforman un interesante ejemplo de la arquitectura suburbial de la ciudad en el momento de su industrialización, así como el paso de una arquitectura popular a otra de carácter más industrial u obrero.

Apudepa es conocedora de que los edificios cuya catalogación y conservación se solicitan se sitúan en una zona afectada por la ampliación de la avenida de Cataluña. No obstante, la Asociación entiende que la arquitectura y el urbanismo adecuados, mediante soluciones imaginativas, pueden lograr la compatibilidad entre dicho proyecto, si es que finalmente se ejecuta, y la conservación de los bienes. Zaragoza no es solo su conjunto monumental y su memoria debe preservar etapas que, de otro modo, caerán en un imperdonable olvido.

Rectificado - copia

Interesantes actos culturales en torno del chopo cabecero en la villa de Jorcas del 4 al 8 de agosto de 2017

Miembros de la Asociación Los Zoqueros de Jorcas nos pasan información sobre los actos que se van a celebrar en la villa de Jorcas con motivo de sus piezas. Para colaborar en la dinamización del medio rural, y dado el interés cultural de las propuestas, nos hacemos aquí eco del programa. La gente de Jorcas es estupenda, como el pueblo, y merece la pena hacerles una visita.

Rectificado - copia

18880156_1427275730652236_5118709197341950986_o

Apudepa pide la protección y la conservación de la Granja de Almudévar y rechaza tajantemente su derribo

Fotografía de la Granja de Almudévar tomada de: https://www.facebook.com/Almudevar-Actualidad-555943151118836/

La Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés, Apudepa, ha sido informada de las intenciones de la Confederación Hidrográfica del Ebro de derribar un conjunto histórico de mucho interés: el Centro Agronómico de Los Monegros o Granja de Almudévar, construido por el afamado arquitecto Regino Boronio, uno de los principales representantes de la modernidad en Aragón.
Apudepa rechaza de forma tajante este derribo y pide la protección y conservación integral del conjunto, formado por un pabellón en U, tres pabellones más en un gran patio trasero y una pequeña construcción auxiliar. Por ello, Apudepa ha presentado ante las administraciones diversas solicitudes para la conservación del inmueble.

Tal y como hemos dicho en esos escritos, “el conjunto de edificios está formado por un inmueble principal con planta en U, conformado a su vez por un pabellón central y dos alas laterales que crean una plaza de recepción a la que se llega por una agradable senda arbolada. En la parte trasera de este edificio principal se sitúa un gran patio formado por dicho edificio y por tres pabellones, dos a los lados y uno en frente. Detrás de este último hay otro pabellón de servicio. Existen, además, algunas edificaciones auxiliares. La finca debe ser comprendida, al menos en su entorno, con todos sus terrenos, propios de la explotación agrícola, así como con su equipamiento y maquinaria. Se trata, en fin, de una muestra conservada en su integridad de este tipo de centros propios de una determinada época, la de los intentos de reorganización interior del territorio mediante el regadío. Es, por ello, un testimonio histórico importante, lo que se suma al indudable valor arquitectónico del conjunto”.

Apudepa, 15 de junio de 2017.

Iglesia de Puibolea antes de los desastres 1

Apudepa denuncia el abandono de la iglesia de Puibolea y exige medidas de conservación

La iglesia de Puibolea antes de los derrumbes en la cubierta.

La Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés, Apudepa, ha denunciado una vez más el abandono en que se encuentra la iglesia de Nuestra Señora de la Correa, en Puibolea, pese a que se trata de un bien integrante del Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés declarado por Orden de 4 de noviembre del Departamento de Cultura y Turismo. Leer más

casa La Almolda derribo

El ayuntamiento de La Almolda derriba una casa catalogada y Apudepa anuncia que estudiará acciones legales

Apudepa lo denunció en cuanto tuvo conocimiento: el ayuntamiento de La Almolda pretendía derribar una casa histórica catalogada, la casa denominada a veces de los Grasa, a veces Tarranco. Tamaño despropósito se hizo realidad.

La casa situada en la costera de San Antonio nº 2, antiguo 22, de la localidad de La Almolda (Zaragoza) fue arrasada ayer por maquinaria pesada. El edificio se encontraba en perfecto estado estructural, no había ruina que le amenazase, y ocupaba un lugar estratégico en la confluencia de dos calles. En resumen, el vandalismo institucional sigue desbocado: La Dirección General de Cultura y Patrimonio respondió el 22 de mayo negando a Apudepa la catalogación a un ejemplo de alto valor de arquitectura tradicional. Con todo, la Resolución era susceptible de ser recurrida en alzada, lo que esta asociación pensaba hacer dentro del plazo concedido, que no concluía hasta el próximo 22 de junio. Leer más

montañana

Apudepa pide al Ayuntamiento y al Gobierno de Aragón que protejan la casa de La Montañanesa y eviten su derribo

Apudepa pide al Ayuntamiento y al Gobierno de Aragón que protejan la casa de La Montañanesa y eviten su derribo

La Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés, Apudepa, ha recibido información relativa a un presunto intento de derribo de la casa del director de La Montañanesa, en la avenida de Montañana número 429. Se trata de uno de los pocos elementos originales que se conservan (o se conocen) de una de las industrias históricas de Zaragoza, la papelera La Montañanesa (hoy Torrespapel).

Apudepa ha trasladado al Ayuntamiento de Zaragoza y a la Diputación General de Aragón que se trata “de un inmueble de dos plantas con cubierta a 4 aguas que forma un volumen compacto. Aunque de composición sencilla, posee una evidente voluntad de prestancia y una elegante combinación de elementos constructivos y decorativos. Las ventanas, grandes en las fachadas longitudinales y más estrechas en las laterales, están cercadas por una moldura coronada por un remarque de ladrillo a sardinel, dispuesto a modo de arco recto. Las esquinas de la casa están también reforzadas por pilastras de ladrillo y, como elementos horizontales, destacan la línea de imposta con decoración cerámica azul y blanca entre hiladas de ladrillo, que marca la separación de ambas plantas, y el cornisamento, con hermoso y sencillo alero de ménsulas de ladrillo.

Por sus características, y a falta de un estudio bibliográfico y documental suficiente, la casa parece obra de comienzos del siglo XX, tal vez de la segunda década. Sin duda, es un elemento de interés no únicamente por su valor arquitectónico, sino también como inmueble representativo de una de las más importantes y antiguas industrias zaragozanas. En relación con el urbanismo de la zona, se trata de un edificio importante de la memoria industrial de Montañana y un componente de la identidad del barrio”.

Apudepa considera que sería imperdonable que Zaragoza perdiese nuevamente uno de los elementos importantes de su patrimonio industrial.

Apudepa, 6 de junio de 2017.

DBPUnVdXkAQe8LO

Abrazo a la Harinera de Casetas. Apudepa participará en la jornada reivindicativa del 3 de junio

Diversos colectivos sociales y vecinales que vienen apoyando desde hace años la rehabilitación de la Harinera de Casetas, como Apudepa, se concentraran este sábado 3 de junio en torno del edificio para abrazarlo. De esta manera, vecinas y activistas reivindicarán la necesidad de que las administraciones procedan a garantizar el óptimo mantenimiento del inmueble. La Harinera de Casetas fue víctima en 2007 de una grave operación urbanística que destruyó buena parte de las instalaciones.

cortes La Malena

Comparecencia de Apudepa en defensa de La Malena

Alerta por la grave situación de los mosaicos y por su progresivo deterioro.

Belén Boloqui, Carlos Bitrián y Carmen de Francisco comparecieron ayer ante las Cortes de Aragón, en su Comisión de Comparecencias y Peticiones Ciudadanas, para reclamar actuaciones rigurosas y urgentes en el yacimiento de La Malena (podéis ver la comparecencia en video y acceder a la documentación accediendo al enlace).

Carlos Bitrián presentó la reclamación llamando la atención sobre los problemas estructurales que pesan sobre el patrimonio aragonés. En ese sentido, advirtió que no hay suficiente voluntad política por parte del Gobierno de Aragón, y recordó que la voluntad política se manifiesta a través de hechos y presupuestos. Pidió que mejoren las políticas de planificación, transparencia y priorización.

Carmen de Francisco dio cuenta del inicio del proceso que ha dado lugar a la realización por parte de un equipo técnico coordinado por Apudepa de una memoria valorada de actuación en La Malena. En un discurso apasionado y emotivo, de Francisco pidió a los diputados que se hiciese lo posible por fomentar el valor de La Malena, en un pueblo que ha sufrido un grave descenso de la población.

Belén Boloqui presentó detalladamente la situación de La Malena, haciendo un recorrido histórico por las intervenciones desde su descubrimiento. Boloqui explicó los pasos que Apudepa y el grupo técnico coordinado por la propia historiadora han llevado a cabo desde la llamada de atención de Carmen de Francisco. Explicó que, aunque gracias al movimiento del pueblo y de las asociaciones, se están proyectando actuaciones en este momento, lo cierto es que existen serias dudas sobre lo que actualmente se está planteando. En primer lugar porque no se ha informado al equipo redactor de la memoria valorada realizada por sugerencia de la Dirección General de las decisiones adoptadas y de las consideraciones defendidas. Y en segundo lugar porque preocupa que los pliegos del concurso discriminen un tipo de intervención (el de cubierta general) frente al otro (de reconstrucción volumétrica). A juicio de la asociación esto impide que se pueda optar entre todos los proyectos posibles, y puede acarrear graves problemas en el futuro. Además de todo ello, Apudepa alertó de que es necesario y urgente actuar sobre los mosaicos, pues el proyecto solo prevé actuar en la sala 26, mientras que es necesario, como solicitan todos los informes técnicos existentes, que se mejore la protección de los mosaicos de todo el conjunto. Apudepa denunció que dichos informes no se difundieran y que haya pasado una década perdida desde que se alertó del grave y progresivo deterioro.

Orés (30-11-2016) (1)

Apudepa exige atención a la necrópolis aparecida en Orés y estudio y dignidad para los restos mortales

A finales de 2016 los medios de comunicación dieron cuenta del hallazgo, en las labores de conservación de un camino, de una necrópolis en la localidad de Orés. Apudepa ha podido comprobar recientemente que la situación no solo no ha sido atendida por parte del Gobierno de Aragón sino que se ha agravado en los últimos tiempos. Los huesos siguen esparcidos por la zona y nadie parece haber tomado medidas para estudiar y custodiar el yacimiento.

Existen diversas hipótesis sobre el origen de los restos. Una de ellas es que se tratara de víctimas de la Guerra Civil. En ese caso, la fosa estaría amparada por la ley conocida como de memoria histórica, y las administraciones deberían proceder a su protección. En todo caso, tanto por el valor patrimonial y arqueológico de los restos como por la necesaria dignidad de los despojos mortales humanos, esta Asociación considera inconcebible que la actual situación se prolongue y ha presentado una solicitud al Gobierno de Aragón para que informe sobre lo actuado y preserve un yacimiento que forma parte de nuestro patrimonio cultural.

Apudepa, 26 de mayo de 2017.

chodes3182016

Denuncia de la grave y progresiva degradación de la plaza de Chodes, Bien de Interés Cultural

Un camión atraviesa la plaza de Chodes el 31 de agosto de 2016. Fotografía Apudepa. 

EL CONJUNTO MONUMENTAL DE CHODES SIGUE DEGRADÁNDOSE Y SUFRIENDO DÍA A DÍA LOS ENVITES DE LOS TRAILERS DE GRAN TONELAJE

APUDEPA SOLICITA  A LA COMISION PROVINCIAL DE PATRIMONIO QUE SE PRONUNCIE CONTRA EL GÁLIBO PERMITIDO DESDE MARZO DEL 2016, SIN CONTAR CON SU PRECEPTIVO  ACUERDO,  EN CONTRA DE LA LEGISLACIÓN VIGENTE

A FIN DE EVITAR MALES MAYORES, ALGÚN DERRUMBAMIENTO YA EN CIERNES, DEBE RECUPERARSE EL GÁLIBO PRIMERO, 3,5 M. DE ALTO, FRENTE ALOS 3,80 M. EN LA ACTUALIDAD

El pasado día 20 de mayo, los alcaldes de Arándiga y Chodes, así como diversos concejales, representantes de Apudepa y varios miembros de colectivos sociales de la comarca de Valdejalón, nos reunimos en el ayuntamiento de Chodes para analizar la grave situación actual de esta original y popular plaza de la segunda mitad del siglo XVII, declarada Conjunto Histórico (Bien de Interés Cultural) en el año 2002. Antes de entrar a la reunión, y al atravesar uno de los pasajes que desemboca en el monumental arco, todos los asistentes pudimos observar los recientes deterioros de diversas grietas de sus muros así como las dentelladas en las roscas de los dos arcos de ladrillo de la calle-carretera que comunica la comarca de Valdejalón con la del Aranda y la Comunidad de Calatayud. El conjunto monumental de Chodes sigue degradándose y sufriendo día a día los desafíos que provoca el paso de los camiones de gran tonelaje, que sobrepasan incluso los 3, 80 m. de altura,  situación insoportable que hay que evitar. A fin de evitar males mayores, algún derrumbamiento ya en ciernes, debe recuperarse el gálibo primero, 3,5 m. de alto, frente a los 3,80 m. actuales.

Ante este estado de cosas, Apudepa va a solicitar de inmediato una comparecencia ante la comisión provincial de patrimonio para que se pronuncie contra el gálibo permitido desde marzo del 2016, sin contar con su preceptivo  acuerdo, en contra de la legislación vigente. También va a solicitar al Consejero de Vertebración del Territorio (a quien Apudepa viene pidiendo una reunión desde hace 6 meses sin que se haya convocado) que agilice los trámites necesarios para seleccionar la variante más acorde. Los ayuntamientos asistentes quedaron en convocar al resto de los municipios a fin de estudiar una alternativa eficaz.

En cualquier caso, es evidente que el transporte de las explotaciones agrarias, ganaderas y mineras tienen que ser compatible con la naturaleza de este monumento, o bien asumir desde ahora mismo que los grandes camiones hagan más kilometraje por la variante de Tierga-Illueca, opción que el ayuntamiento de Arándiga no admite porque dice va en contra del desarrollo territorial. Apudepa se mantuvo firme planteando que estas comarcas tienen un potencial de turismo cultural, todavía sin desarrollar, y que el mismo debe ir de la mano de un sector agroalimentario sostenible con el medio ambiente y la cultura. De seguir así, la plaza de Chodes, ya deteriorada en sus arcos de entrada, puede ver comprometida su integridad estructural.

                                                                                        Zaragoza, 23 de mayo de 2017