los-palacios-agosto-2016

Las ruinas de Los Palacios y Mularroya en agosto de 2016. Fotografía de Apudepa. 

Comunicado de prensa de Jalón Vivo y Apudepa sobre la destrucción de patrimonio cultural en las obras del pantano de Mularroya.

Las asociaciones “Jalón Vivo” y Apudepa quieren comunicar a la opinión pública aragonesa su más absoluto rechazo a la destrucción de patrimonio cultural que se está produciendo en la zona de Mularroya, afectada por la construcción del pantano de Mularroya y el trasvase del Jalón.

En el rechazo a lo que está aconteciendo en la obra de Mularroya también queremos manifestar nuestra intención, en los próximos días, de solicitar la paralización inmediata de las obras por el incumplimiento de las medidas de protección del Patrimonio Cultural de Aragón.

La demolición de la ermita de Los Palacios en fechas recientes corrobora el desprecio de la Confederación Hidrográfica del Ebro y de la propia administración autonómica con el patrimonio cultural en Aragón. La nula reacción de la Consejería de Cultura y Educación ante esa demolición, y hacia el riesgo que corre el resto de patrimonio de la zona de Mularroya, estableciendo las medidas necesarias para evitar o minimizar los daños sobre patrimonio en peligro, demuestra la dejación de funciones de la Consejería y de la falta de peso específico que tiene el patrimonio cultural en las políticas del ejecutivo aragonés.

En la Declaración de Impacto Ambiental (Resolución de 19 de Mayo de 2015) del proyecto “Presa de Mularroya, azud de derivación y conducción de trasvase”, se establecen las medidas de protección del Patrimonio Cultural para la ermita de los Palacios y para otros seis monumentos y yacimientos arqueológicos más. Tales medidas y las condiciones de las mismas, que tendrían que ser las establecidas por la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón (Informe 13 de Agosto de 2013), están siendo incumplidas en su totalidad, situando la ejecución de la presa fuera del marco legal y dañando la imagen de la Administración Pública en su permisividad para con las grandes empresas adjudicatarias del proyecto.

Desde Jalón vivo y Apudepa animamos al conjunto de la sociedad civil a comprometerse con el patrimonio cultural de nuestra tierra, vigilando a los responsables políticos para que se acuerden del cumplimiento de las leyes y poniendo en valor nuestro patrimonio para las nuevas generaciones. Que el derribo de la ermita de los Palacios sea el último ejemplo de barbarie contra nuestro patrimonio.

Octubre de 2016.

Jalón Vivo y Apudepa.