Averly es un conjunto industrial de carácter histórico sito en el corazón de Zaragoza, en la zona antiguamente denominada Campo del Sepulcro. Se trata de una fundición fundada a mediados del siglo XIX en Zaragoza por el ingeniero francés Antonio Averly, que se convirtió con el paso del tiempo en una de las principales empresas del sector metalúrgico-mecánico en el valle del Ebro. A lo largo de su dilatada historia, hasta cerrar sus puertas en 2011, Averly se distinguió por su estratégico papel en la industrialización, la innovación tecnológica, la excelencia de la fundición artística y, también, por el cuidado familiar hacia el patrimonio generado. Esta última circunstancia ha permitido que, de manera excepcional, hayan llegado hasta el momento presente unos conjuntos de materiales de todo tipo (mueble, documental, maquinaria, arquitectónico) que resultan imprescindibles para la historia de la industrialización aragonesa.Averly es, lo confirman todos los expertos, el bien industrial histórico más importante de Aragón y, en su sector, uno de los principales de España y de Europa, con una relevancia de orden mundial. Sirvan para corroborarlo algunas de las opiniones más autorizadas en la materia.

Organización internacional TICCIH:

Averly es un bien patrimonial excepcional que es testimonio y legado de la industrialización española” que se debe conservar íntegramente porque “es un conjunto extraordinariamente bien conservado en toda su evolución histórica de manera que presenta un alto grado de integridad y de autenticidad“.

Doctora Pilar Biel Ibáñez, profesora de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza:

Averly es el resultado de la simbiosis de elementos materiales e inmateriales, físicos y espirituales dota a este lugar de una serie de valores que abarcan desde los históricos, a los arquitectónicos, urbanísticos, paisajísticos, sociales y emocionales que le proporcionan su identidad específica, su significado y su emoción. Es ese espíritu del lugar, cuya preservación defiende la Declaración de Quebec (Icomos, 2008), el que se materializa de forma ejemplar en Fundición Averly, donde espacio y memoria, industria y conocimiento, arquitectura y tradición, jardín y modo de vida, interactúan sosteniéndose mutuamente. Por ello Fundición Averly es un legado con una especial significación cultural para la sociedad aragonesa qué lo hace único tanto en Aragón como en España. (…) “Solo la protección integral de todos estos elementos citados en los que se encarnan dichos valores y el mantenimiento de la unidad del conjunto garantizan la salvaguarda del espíritu del lugar y la transmisión de sus valores patrimoniales a las generaciones venideras. Por lo tanto, en virtud de lo dispuesto en la Ley 3/1999 del Patrimonio Cultural de Aragón se debe declarar Bien de Interés Cultural, en la figura de Conjunto Histórico, el conjunto histórico de carácter industrial de la Fundición Averly para conservar el conjunto de inmuebles y de bienes muebles así como para garantizar la unidad de su archivo”.

Doctor Francisco Javier Martínez Zorzo, autor de la principal monografía sobre Averly:

“La importancia patrimonial de Averly es actualmente insustituible en Aragón y que su relevancia histórica y cultural es de primer orden. (…) A Averly le corresponde la categoría de Bien de Interés Cultural, que debe extenderse a la totalidad del conjunto, que no puede separarse ni disgregarse ni entenderse parcialmente sin un grave quebranto de su valor patrimonial”.

Doctor Agustín Sancho Sora, profesor de Historia Económica de la Universidad de Zaragoza:

El conjunto de Averly es uno de los pocos (si no el único) que se conserva en España como testimonio de la unión entre hogar y empresa en la arquitectura industrial urbana desde un periodo tan antiguo. (…) Toda protección que no garantice la completa conservación del conjunto y el mantenimiento integrado de sus bienes (arquitectónicos, documentales, artísticos, industriales) sería insuficiente”.

 Doctor Eloy Fernández Clemente, catedrático de Historia Económica de la Universidad de Zaragoza:

La fundición Averly es excepcional en el panorama del patrimonio y de la memoria industrial de Aragón”.

Eusebio Casanelles, director durante más de 20 años del Museo Nacional de la Ciencia y la Técnica de Cataluña:

Zaragoza ha conservado una fundición única que es una reliquia muy singular difícil de encontrar en otro lugar. La fundición Averly es un centro de gran valor patrimonial por el hecho de haber sobrevivido y ser un testimonio único de un tipo de producción que fue uno de los símbolos de la industrialización”.

Doctor Carlos Forcadell, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza, director de la Institución Fernando el Católico y cronista oficial de Zaragoza:

Resulta innegable el valor de la fábrica de la Fundición Averly, así como la necesidad de su preservación, no solo como patrimonio arquitectónico (…) sino como patrimonio histórico y cultural, en el sentido más amplio, desde una perspectiva territorial aragonesa, pero también española y europea”.

Doctora Ascensión Hernández, profesora titular y directora del Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza:

Averly es un conjunto único no sólo en el territorio aragonés sino también en el nacional y europeo”.

Alberto Humanes, arquitecto del Ministerio de Cultura y coordinador del Plan Nacional de Patrimonio Industrial aprobado en 2011:

Averly es la catedral por antonomasia de la primera industrialización en España. El conjunto es único en Aragón y en España y realmente excepcional en Europa”.

Doctora Diana Sánchez Mustieles, arquitecta experta en patrimonio industrial:

La pérdida de este patrimonio industrial significaría la pérdida de una parte de la cultura e historia de Zaragoza, Aragón y España, al ser un ejemplo industrial emblemático, singular y único”.

Doctor Manuel Silva, catedrático de Ingeniería de Sistemas de la Universidad de Zaragoza, coordinador de la obra sobre Historia de la ingeniería española:

Sin albergar duda alguna, que AVERLY es:

– la joya por excelencia del patrimonio histórico-industrial aragonés,

– restringidos al sector metalúrgico-mecánico, la joya por excelencia del patrimonio español decimonónico, y

– restringidos al sector mencionado, extraordinariamente relevante al nivel europeo”.

WMF - Averly (ENG)

Tal es la importancia de Averly, que la organización World Monuments Fund, con sede en Nueva York, una de las más prestigiosas instituciones independientes para la preservación del patrimonio mundial, ha incluido al conjunto íntegro de la Fundición Averly en la lista Watch, que recoge los 50 bienes amenazados más importantes del mundo.

Así, World Monuments Funs se ha unido a la campaña para la salvación de Averly, internacionalizándola.

 

En el siguiente enlace se pueden consultar algunos de los informes periciales emitidos por los máximos expertos en Averly y el patrimonio industrial en los procedimientos administrativo y judicial. Algunos informes no están disponibles todavía por el tamaño de los mismos.

Informes periciales y documentación

 

El siguiente video permite hacerse una idea del interés de los valores de Averly:

La defensa de Apudepa.

La defensa de Averly por Apudepa comenzó, oficialmente, en 1999. En aquel momento se presentó una actualización del Plan General de Ordenación Urbana de Zaragoza y Apudepa presentó una alegación para que la factoría fuese protegida en su conjunto con el mayor nivel de catalogación. En aquel documento registrado oficialmente, la Asociación declaró que, por su importancia, Averly merecía la consideración de Bien de Interés Cultural.

Lamentablemente, en aquella ocasión no se tuvieron en cuenta los argumentos presentados por Apudepa. Se dijo entonces que, sin dudar del extraordinario valor histórico y cultural de Averly, la fundición estaba en uso y que, por ello, no convenía todavía catalogar, por considerar que la mejor protección la daba entonces el mantenimiento del uso. Pese a ello, ya entonces las instituciones eran conscientes de la necesidad de garantizar la preservación.

De acuerdo con lo que entonces se nos había dicho, cuando Apudepa conoció que la fundición había detenido definitivamente sus trabajos en su sede histórica, en abril de 2013, la Asociación presentó una solicitud ante la Diputación General de Aragón para la protección integral de Averly.

Para entonces, según se hizo público, los terrenos habían sido vendidos a una empresa del grupo Brial, una constructora-promotora que ya anteriormente había construido inmuebles tras la destrucción de bienes de importancia histórica.

Junto a la solicitud de Apudepa para la declaración de Bien de Interés Cultural se presentaron otras solicitudes por parte de TICCIH-España y por la Fundación Juanelo Turriano. A raíz de las solicitudes se abrió un procedimiento administrativo que derivó en una incomprensible Orden de declaración de menos de un tercio de Averly como Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés, una categoría menor para una extensión parcial. En la práctica, la Orden, que cuadraba perfectamente con los planteamientos urbanísticos de la promotora Brial, suponía la destrucción del conjunto, una mutilación irreversible que impedía la lectura histórica y cultural de Averly. Incomprensiblemente, quedaban fuera del ámbito protegido bienes tan importantes en una fundición como el propio taller de fundición, con los hornos históricos, o el impresionante almacén de modelos, una especie de archivo material de la industrialización. Por todo ello, y por ser la Orden una denegación de nuestra solicitud de declaración del conjunto como Bien de Interés Cultural, Apudepa presentó un recurso contencioso-administrativo contra la Orden ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

En estos momentos, por tanto, la supervivencia del principal bien industrial de Aragón, y uno de los más importantes de España y de Europa, está en manos del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, que decidirá si, hoy por hoy, las disposiciones legales que protegen el patrimonio cultural tienen efecto o son meras declaraciones en papel mojado.

Apoyos.

A lo largo de este proceso, Apudepa ha recibido un sinnúmero de apoyos. Entre ellos, se cuentan algunos tan importantes como los siguientes:

Plataforma Salvemos Averly

Además, Apudepa ha sido parte activa de la Plataforma Salvemos Averly, que lucha desde los vecindarios y la ciudadanía por la conservación del conjunto. Forman parte de la plataforma, además de Apudepa, las Asociaciones de Vecinos Lanuza-Casco Viejo, Manuel Viola de Delicias, el centro Unesco-Aragón y la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza.

Acciones y actividades sociales

Apudepa ha organizado numerosas acciones y actividades para la defensa de Averly. Entre ellas, pueden ser destacadas las siguientes:

  • Elaboración de un Proyecto Técnico de Reconversión de Averly “Seguimos Fundiendo”, encargado por la plataforma Salvemos Averly.

  • Historia de una F.

  • Presentación en el Centro de Historias de Averly de los trabajos de documentación de Averly (imagen del flyer bajo estas líneas).

  • Convocatoria de concentraciones en colaboración con la plataforma Salvemos Averly.

  • Colaboración en la Mesa redonda sobre el futuro de Averly organizada por la plataforma Salvemos Averly

  • Colaboración en los stands de la Cincomarzada organizados por la plataforma Salvemos Averly.

Averly-DG-2014.02.07-Octavilla Averly